La incertidumbre y sus eras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2836 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La incertidumbre y sus eras”.
Notas en torno al quinto de los “saberes necesarios para la educación del futuro” de Edgar Morin: “enfrentar las incertidumbres”

POR OMAR CHANONA BURGUETE

“Nada teme más el hombre
que ser tocado por lo desconocido”
Elías Canetti, “Masa y Poder”

I
A finales de los año setenta fue famosa en la televisión cultural de la época (entonces habíatelevisión cultural en nuestro país) una serie televisiva llamada “la era de la incertidumbre” dirigida y conducida por John Kenneth Galbraith destacado economista, critico, observador y analista de la sociedad de consumo, entre otros temas igualmente relevantes, en ella se nos ponía por primera vez, a través de este medio, frente a una reflexión seria y fuerte en torno al futuro por venir.
Elfuturo incierto era el tema central y la forma en que el presente, del momento dibujaba, y dejaba entrever entonces: sus retos y dificultades, sus apocalipsis posibles, la polución, la sobrepoblación el tipo de sociedad, economía y cultura que enfrentaríamos, entre otros temas inquietantes narrados con imágenes sombrías y en tono de temor y ansiedad, de incógnita y misterio. Frases como: “nuestrofuturo común”, “el futuro ya está aquí”, “seremos capaces de enfrentar y resolver” etc., entre otras figuras retoricas nos ponían, frente a esa noción extraña, indefinible, un tanto metafísica, y sin embargo cotidiana: la incertidumbre.
La serie era reflejo de la reflexión que entonces diversas plumas y estudiosos habían desarrollado e incorporaban ya a sus análisis, mas allá de la poesía el cine ola novela, y que desde entonces, ha venido creciendo y ganando, entre otras categorías, lugar en el análisis y entendimiento general de nuestras realidades complejas y vertiginosas: diversidad, pluriculturalidad, multiculturalidad, intolerancia, institucionalidad, etc., adquiriendo con mayor fuerza presencia y sentido, así como valor especifico para ganar claridad en torno al cambio de visión quesin lugar a dudas ha ocurrido en nuestras percepciones individuales y colectivas.
Dada esa manera de exponerse y analizarse ante nosotros, la incertidumbre se nos presentaba en el contexto de nuevas categorías y nuevos referentes que inauguraban “un nuevo mundo” y el inicio de una nueva manera de entenderlo, debatirlo y construirlo.
Si bien la incertidumbre ha acompañado al ser humano en sutranscurso histórico, nunca como ahora se nos había presentado como constante y necesario debate, tanto en el discurso cotidiano, como en la charla, en la introspección reflexiva, o en la motivación de nuestras acciones, nunca como ahora se nos había revelado, a pesar de los escépticos, como categoría de análisis y entendimiento de nuestros entornos privados y públicos, de nuestro presentes ynuestros futuros en perspectiva.
No hay día sin incertidumbre, la vida misma es incertidumbre y sus significados y sus efectos, tocan constantemente las cuerda sensibles de nuestra sustancia humana, al extremo de afirmar, que ésta, la incertidumbre es uno de los motores humanos fundamentales, para el cual no hemos sido formados, y a pesar de su presencia contundente, es una de las ausencias másgraves de nuestra formación humana, y no porque requiramos de instrucción para vivirla, sino porque enfrentarla como propone Morin nos fortalece en nuestro encuentro con ella que es constante, y nos habilita para entenderla y dialogar con ella y resolverla pues la incertidumbre es inherente a nosotros, es sustancia y nuestra némesis: todo es incertidumbre.
Más allá, la incertidumbre es un retodel pensamiento que se refiere no a pensar la incertidumbre, sino a pensar desde la incertidumbre, en tono y modo de incertidumbre, no como la amenaza que lo desconocido puede entrañar, sino, como el estado de cosas en el que se está y desde el que nuevas realidades son posibles, no por que se tenga que adivinar, o conocer, o anticiparse al futuro, sino porque, no importando que destino venga, el...
tracking img