La inquisiciòn

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2639 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Inquisición: resultó ser una institución judicial establecida por el Pontificado en la edad media, con el cometido de confinar, procesar y decretar sentencia a las personas culpables de herejía. En la Iglesia primitiva la pena tradicional por herejía era la excomunión. Después de la declaración del cristianismo como religión oficial en el siglo IV por los emperadores romanos, los sacrílegosempezaron a ser observados como enemigos del Estado, especialmente cuando habían incitado a la violencia y promovido alteraciones del orden público. San Agustín aprobó no sin reservas la acción del Estado contra los herejes, aunque la Iglesia en líneas generales reconvino la coerción y los escarmientos físicos. En el siglo XII, respondiendo al resurgimiento de la herejía de forma organizada, sepromoviò en el sur de Francia un cambio de opinión tutelada de forma subrayada contra la doctrina albigense. La doctrina y práctica albigense juzgaban perjudiciales respecto al matrimonio y otras instituciones de la sociedad y, tras los más endebles esfuerzos de sus predecesores, el papa Inocencio III instauró una cruzada contra esta comunidad. Propagó una legislación correccional contra suscomponentes y remitió misioneros predicadores al lugar. Sin embargo, los heterogéneos intentos reservados a someter la herejía no estuvieron bien sistematizados y resultaron relativamente infructuosos. La Inquisición en sí no se constituyó sino hasta 1231, con los estatutos Excommunicamus del papa Gregorio IX. A través de ellos el papa limitó la responsabilidad de los obispos en materia de ortodoxia,sojuzgó a los inquisidores bajo la jurisdicción del pontificado, e implantó inflexibles castigos. El cargo de inquisidor fue delegado casi exclusivamente a los franciscanos y a los dominicos, teniendo en cuenta su mejor preparación teológica y su pretendido rechazo de las ambiciones frívolas. Al poner bajo dirección pontificia la asechanza de los herejes, Gregorio IX se conducía en parte movido por lasospecha y el temor a que Federico II, emperador del Sacro Imperio Romano, sacara provecho, tomara la iniciativa y la utilizara con objetivos políticos. Circunscrita en principio a Alemania y Aragón, la nueva institución ingresó rápidamente en vigor en el conjunto de la Iglesia, aunque no funcionara por entero o lo hiciera limitadamente en muchas regiones de Europa. Dos inquisidores con la mismaautoridad -nombrados directamente por el Papa- eran los garantes de cada tribunal, con el auxilio de asistentes, actuarios, policía y consejeros. Los inquisidores fueron figuras que disponían de majestuosas potestades, porque tenían atribuciones de excomulgar inclusive a príncipes. Así las cosas, resulta sorprendente que los inquisidores tuvieran aura de justos y piadosos entre sus contemporáneos.Los inquisidores se constituían por un periodo determinado de semanas o meses en alguna plaza central, desde donde proclamaban órdenes instando a que todo culpable de herejía se exhibiera por propia iniciativa. Los inquisidores podían iniciar pleito contra cualquier persona observada como sospechosa. A quienes se presentaban voluntariamente y declaraban su herejía, se les aplicaba penas menoresque a los que debían ser juzgados y condenados. Se les concedía un periodo de gracia de un mes más o menos para formalizar esta confesión genuina y directa; el verdadero proceso se iniciaba después. Si los inquisidores resolvían procesar a una persona sospechosa de herejía, el dignatario del sospechoso informaba el requerimiento judicial. La policía inquisitorial investigaba a aquellos que semostraban renuentes a acatar los requerimientos, y no se les otorgaba derecho de asilo. Los delatados recibían una declaración de cargos contra ellos. Durante algún tiempo se mantuvo en el anonimato el nombre de los acusadores, pero el papa Bonifacio VIII abolió esta práctica. Los acusados estaban prestatarios bajo juramento a confesar todos los cargos que concurrían contra ellos, convirtiéndose así...
tracking img