La inseguridad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1966 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Inseguridad.

Alumna: Carolina Sarago.
Materia: Construcción Ciudadana.
Curso: 3°2° Año: 2010

Introducción
Cuando en una conversación se habla de la violencia el silencio es absoluto. Este problema proviene de muchos fenómenos como el desempleo y las crisis entre otros. Se ha originado un círculo consecutivo que va de la negación de la existencia de los robos, secuestros por partede las autoridades y por parte de los ciudadanos de forma distinta que va hacia el miedo de ser víctima. En cambio cuando se habla de la inseguridad se genera un debate.

Las autoridades deben ser responsables de todo lo que les corresponde en nuestro país, pero a la vez los ciudadanos somos responsables de permitir lo que no queremos, nosotros debemos de exigir lo que necesitemos, para esoestá "supuestamente" el gobierno. Si el gobierno no se encarga de sus asuntos entonces la culpa de alguna forma recae en el pueblo porque es el que no debe permitir la situación y es quien debe de poner un límite.

Uno de los pretextos del gobierno es el del presupuesto, que para poder tomar control de la situación se necesita dinero. Según la UNESCO, lo ideal es destinar 4% del PIB a políticas deprevención de delitos y seguridad, pero en México el presupuesto total en este rubro apenas llega a 1% a pesar de que para mejorar la situación de México se necesita más de lo normal.

Cómo la inseguridad transformó nuestra vida.
Por la Nación.

La delincuencia ha logrado restringir la vida social y aniquilar a su paso elementales hábitos cotidianos: muchos autos ya no se dejan en el garaje,sino en la calle; los semáforos se pasan por alto a la madrugada, hay familias que evitan los deliveries por prevención, se blindan y polarizan los vehículos, el timbre del hogar se toca de manera codificada o lo antecede un aviso por celular, los barrios se vaciaron de chicos y de bicis, los adolescentes salen con celular, las parejas renunciaron a su intimidad y ya no "conversan" en el auto alfinal de una cita...

No es todo: la sensación de indefensión muestra su contracara más feroz en la proliferación de cercos electrificados en áreas residenciales de la Capital y el conurbano. Ardides innovadores, como la colocación de siluetas o simples muñecos en terrazas, balcones o detrás de ventanales estratégicamente iluminados, brindan un efecto de seudo protección frente a la acechanzadel delito.

El saqueo de la tranquilidad ciudadana también ha organizado a los vecinos -según se desprende de innumerables testimonios recogidos por LA NACION-, que ahora instalan alarmas comunitarias, trazan corredores viales de seguridad, implantan Planes Alerta en los barrios, abren blogs y foros en Internet, hacen cadenas telefónicas, y hasta crean patrullas vecinales para velar por laintegridad de sus conciudadanos.

De acuerdo con un sondeo de La Universidad de Belgrano, entre 620 porteños, el 67 por ciento de los consultados reconoció haber modificado horarios y rutinas cotidianas por la inseguridad. Para ellos, los robos violentos y los hurtos constituyen la principal amenaza delictiva. Y por ello, el 49% afirmó haber extremado las precauciones durante sus desplazamientos,frente a otro 25% que aseguró haber erradicado de cuajo las salidas nocturnas. Las opciones para evitar atracos son variadas, según la encuesta: se cambia el auto por remises de empresas conocidas; se alternan las rutas y los trayectos al regresar al hogar; pocos caminan solos, y algunos acuden al cajero sólo en horarios diurnos.

Inseguridad y delito. Ellos y nosotros.

Por Página12.

Ennuestro país la inseguridad siempre está referida al delito, especialmente al robo-asesinato y a la violación-asesinato. Esos delitos le permiten construir, al Discurso de la Inseguridad, un conjunto, un nosotros, a partir de un rasgo que nos identifica: “Todos podemos ser víctimas”, todos padecemos una amenaza que nos es ajena, exterior y referida al futuro probable y no al delito ya ocurrido, al...
tracking img