La inteligencia fracasada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8861 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el presente trabajo trataré de explicitar de una manera sencilla, el viaje que ejecuté al internarme en el fascinante libro de José Antonio Marina, no sin antes externar la desazón que experimente al tener que hacerlo en un lapso tan corto de tiempo, porque según yo, me parece una total falta de tacto y de respeto elaborar un trabajo para una persona a la cual no tengo el gusto de conocersobre un autor que no tengo ni la menor idea de qué es lo que tiene que ver con la materia. Pero dicen que es de sabios reflexionar, y me di a la tarea de: primero apelar a la humildad y a la obediencia, segundo acatar las órdenes de la directora que tuvo a bien informarnos sobre la tarea, y tercero leer el libro cuya materia prima es el contenido del siguiente ensayo; pero para estas alturas en queme encuentro transcribiendo éste, quiero decir con todo gusto que fue: un verdadero placer al estar leyéndole porque leer es una de mis grandes pasiones, y me encantó el estilo, aunque no me parece sencillo al incluir frases en otros idiomas que afortunadamente tengo algunos conocimientos y a la cita de tantos autores, algunos contemporáneos y otros no tanto , algunos de los albores de lahumanidad ya instalada como grandes civilizaciones y otros tan actuales que sería una falta imperdonable para los que estamos en proceso de formación universitaria, pero no obligatorio, obligatorio y necesario fue recurrir al diccionario, cosa muy atinada de su parte para que como dice el autor hacer una “profilaxis de la ignorancia”, me es menester mencionar que antes de elaborar este trabajo me fue untanto cuanto necesario saber quién es José Antonio Marina? Cuál es su motivación? Por qué y para qué escribe? Y finalmente no me queda más que agradecer por conocerle así; de esta manera tan sui generis. Sí a Ud. Maestra Beatriz.

“Si la inteligencia es nuestra salvación, la estupidez es nuestra gran amenaza
Dice Marina que debería existir una teoría científica de la estupidez,como hay una sobre la inteligencia, ya que aparece a lo largo de la historia como adosada a la humanidad y sería bueno introducirla como materia en todos los niveles educativos como una vacuna y tratamiento profiláctico para no contagiarnos y entiendo que para no llevarla consigo como una enfermedad autoinmune. Ya que dice que solo el hombre “tropieza con la misma piedra dos y cientos de veces”,-esto me recuerda a una compañera de trabajo que se refería a las mujeres cuando siguen sosteniéndose en una relación tormentosa, muy airada comentaba que “ni los perros regresan adonde les patearon”, -así como cita a Nietzsche en donde dice que las morales nos habían dado “gato por liebre”, esto por la inversión de los valores, ya que lo que se considera glorioso es indecente y esto no es algoactual se remite a las guerras, ya por poder, ya por religión y por ambición a las que él llama “fracasos de la inteligencia”, que son por la falta de capacidad de ajustarse a la realidad.
Carlo Cipolla en las leyes de la estupidez señala que “una persona estúpida es la que causa daño a otra persona o grupo de personas sin obtener al mismo tiempo, un provecho para sí, o inclusoobteniendo un perjuicio”. Y que no solo fracasa la inteligencia individual sino la inteligencia colectiva, aunque enfatiza en las que se perjudican a sí mismas y otros a los que perjudican al prójimo para obtener beneficios, y que así como hay sociedades inteligentes también hay sociedades estúpidas según sus valores y modus vivendis.
Hace alusión a Pasteur, e invoca por una vacuna contra lasobcecaciones asesinas y a Musil que dice “la brutalidad es la praxis de la tontería”, y por último a Napoleón que pensaba que “estamos rodeados de bestias”, para ponernos a cuestionar quien tiene la razón. Luego nos habla sobre la inteligencia dañada y pone por ejemplo al niño que se le ha inoculado el odio va a sufrir un desajuste permanente a lo largo de su vida, y que hay que saber distinguir...
tracking img