La investigación en el aula

La Investigación entra al aula. Mary W. Olson (comp). Ed. Aique.
III. Aprender cómo se investiga. Investigar cómo se aprende (pp 43-55)
Carol S. Avery
Ser un maestro-investigador es llevaradelante una indagación activa dentro del contexto de
la propia clase. Yo no entendía este concepto, y ni siquiera había escuchado nunca el
término, cuando comencé a hacer investigación en mi aula deprimer grado. Yo siempre
pensaba la investigación en términos de investigación clínica con grupos de control, análisis
estadísticos y conclusiones absolutas. La investigación era algo hecho por genteuniversitaria
de alta especialización, muy distante de mi clase. La investigación producía resultados que
podían ser generalizados por los docentes y estudiantes de cualquier parte, determinaba elmodo correcto de enseñar, y la mejor práctica de aula era la que se basaba y fundamentaba
en "la investigación reciente".
Después de eso he sabido de otra clase de investigación: la que hacen losmaestros que,
como yo, examinamos atentamente los pro cesos de enseñanza y aprendizaje en nuestras
propias clases, realizamos estudios de casos sobre estudiantes o grupos de estudiantes y
efectuamosdescubrimientos sobre nosotros mismos y sobre los niños que son nuestros
alumnos. Pioneros como Janet Etnig, Donald Gra ves, Glenda Bissex, Lucy Calkins y Nancie
Atwell han suministrado modelos deinvestigaciones basadas en la observación acerca de los
procesos de aprendizaje infantil. Siguiendo sus procedimientos, los maestros-investigadores
documentan sus modos de enseñar y el modo en que loschicos aprenden. Investigan los
procesos de enseñanza y aprendizaje que ocurren en sus clases mediante la observación y la
descripción de lo que ven. También examinan su propio impacto en elaprendizaje infantil.
En esa investigación, los maestros aprenden acerca de sus alumnos y descubren información
sobre la enseñanza y el aprendizaje.
Los maestros-investigadores no pretenden validar o...