La Juventud Ante La Democracia

¿Qué le queda por probar a los jóvenes en este mundo de paciencia y asco? ¿Solo grafitti? ¿Rock? ¿Escepticismo? Les queda no decir amen, no dejar que les maten el amor, recuperar el habla y la utopía, ser jóvenes sin prisa y con memoria, situarse en una historia que es suya, no convertirse en viejos prematuros, también les queda discutir con Dios, tanto si existe como si no existe, tender manosque ayudan, abrir puertas, pero sobre todo les queda hacer futuro a pesar de los ruines del pasado y los sabios granujas del presente.
Fragmento del poema “¿Qué les queda a los jóvenes? De Mario Benedetti

Con la venia del honorable jurado calificador a cuya pluma encomiendo el valor de mis palabras, compañeros amantes de la oratoria y paladines de la retórica, excelso auditorio que me escucha,amigos todos, es un beneplácito para mi presentarme en esta palestra para disertar ante ustedes el tema: “La juventud ante la democracia”

En palabras de Miguel Ángel Cornejo entendemos como juventud a esa etapa donde se es libre, dueño de la vida; del presente donde se desafía el futuro, significa cambios, encuentros, donde es común retar a la autoridad para sentirse importante y sin embargono se sabe ni quienes son ni a donde van.

Definimos democracia, al modo de organizar la vida social y política de las comunidades que encierra más ventajas para todos que otros sistemas políticos, debido a que su filosofía se basa en la consideración y el respeto a los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.
Sabemos que en el sector juvenil es algo distinto, un ejemplo claro es el 2 deoctubre de 1968, en donde la organización de miles de jóvenes buscaba que sus palabras fueran escuchadas, que sus derechos estuvieran protegidos, que sus modos de ser fueran respetados, así entendemos que la democracia es un ejercicio de opciones, donde lo más importante es hacer visible que la solución a los problemas está en nosotros mismos.
Por lo tanto cumplir las expectativas de los jóveneses difícil, ya que se muestra una actitud de desencanto ante la política y todos aquellos procesos similares, se tiene una sensación de crítica e insatisfacción con la democracia principalmente porque los partidos políticos y por ende sus líderes, tienen complicaciones para conectar con las aspiraciones y las expectativas del joven de hoy, ya que estas van aumentando de manera significativa y soninfluenciadas por el bombardeo de ideas, las nuevas tecnologías y el consumismo.
Entre jóvenes, hablar de política y democracia puede parecer aburrido, con una lógica difícil de entender. Donde el argumento más escuchado es: “La democracia no existe”
Y es justamente ahí donde está el problema.
La mayoría de los adolescentes en América Latina hemos nacido en democracia o bien hemos crecido másde la mitad de nuestras vidas en democracia. Y posiblemente no la valoremos tanto como las generaciones que han padecido las dictaduras que acontecieron durante el último siglo. Conocemos la democracia representativa ya que cada tres o seis años vemos a los adultos votar y los medios de comunicación son invadidos por programas periodísticos con los candidatos, por una publicidad excesiva y por unmontón de adultos que prometen cosas y expectativas para un mundo mejor.
Pero la democracia no es algo estático, implica una construcción diaria, colectiva y permanente en la cual las personas e instituciones tienen la posibilidad de aportar ideas desde distintos ámbitos sociales.
La integración en la democracia, significa el sostenimiento e interdependencia entre los miembros de una sociedadque están basados en las diferencias y el reconocimiento del otro como persona autónoma, que posee derechos propios.
Así, reconocer a los adolescentes como portadores de derechos y capaces de ejercerlos, significa un paso trascendental para la definitiva incorporación como ciudadanos en sociedades democráticas. Ya que ser joven no es “ser menos adulto”, tampoco es una etapa de preparación para...
tracking img