La lectura y la escritura una experiencia de vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1015 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LECTURA Y LA ESCRITURA: UNA EXPERIENCIA DE VIDA II

SERGIO IVÁN BERRÍO SUÁREZ

UNIVERSIDAD CATÓLICA POPULAR DEL RISARALDA
FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS, SOCIALES Y DE LA EDUCACIÓN
PROGRAMA DE LICENCIATURA EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
PEREIRA
2009
LA LECTURA Y LA ESCRITURA: UNA EXPERIENCIA DE VIDA II

SERGIO IVÁN BERRÍO SUÁREZ

Ensayo presentado en la asignatura de
Expresión Oral yEscrita II como nota
final al profesor Alejandro Meza Mejía

UNIVERSIDAD CATÓLICA POPULAR DEL RISARALDA
FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS, SOCIALES Y DE LA EDUCACIÓN
PROGRAMA DE LICENCIATURA EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
PEREIRA
2009
LA LECTURA Y LA ESCRITURA: UNA EXPERIENCIA DE VIDA II

Cada vez que me pongo al frente de una página en blanco, me ocurre que son tantas las ideas y las palabras que quierensalir a borbotones, que es difícil hallar la manera de organizarlas coherentemente y en especial, que éstas transmitan con fidelidad los pensamientos que surgen de mi interior. Y vienen entonces a mí, no se de dónde, no se cómo, los medios más inesperados para plasmar como en una maravillosa obra de arte cada frase, cada párrafo que, como artísticas pinceladas, se plasman en el blanco eterno delsoporte que las contendrá en una magnífica composición, por lo general para mi deleite y en ocasiones para el agrado de quien las lee.

He de considerar que en el transcurso de mi vida son muchos los alcances y las metas que he logrado gracias a la sencilla y casi natural habilidad de comprender bien lo que leo y escribir con destacada soltura lo que pienso. Puedo decir que, casi sinproponérmelo, conseguí lo que para muchos es un imposible: leer y escribir bien. No quiero pecar de soberbio; pero es una experiencia que te transforma, que te colma hasta el tuétano y que se convierte en algo tan tuyo, que sencillamente lo asumes como tu respiración, como parte de tu vida, como el complemento perfecto en el cual te apoyas, te refugias y te desahogas.

En la primera parte que escribí sobreesta maravillosa “experiencia de vida”, decía que es muy satisfactorio saber que en cualquier momento y en cualquier lugar, se puede estar en disponibilidad de enfrentar una lectura y por que no, una escritura que requieran de su adecuado manejo y composición. Sólo quien tenga absoluta confianza en su relación con ellas, podrá dar habida cuenta de los resultados. De igual modo, nunca se esperaríaretroceder en el avance hacia la perfección; siempre se tendrá la posibilidad de crecer en esta relación.

Y es verdad. No podría sugerir un método, un procedimiento, unas reglas (fuera de las ya establecidas) que puedan aplicarse para lograrlo. Sencillamente se conquista cuando descubrimos en nuestro interior ese amoroso “carisma” por las letras, por el lenguaje; por desear que esta inevitabley primitiva forma de comunicación sea más que eso, un medio para hacerme entender y conocer de quienes me rodean. Es más, mucho más…

Y como este documento pretende ser un complemento del anterior, diría entonces que hoy puedo hacer una retrospectiva de lo que ha sido mi trasegar por la vida de la mano de mis “dos amigas” a quienes, con una solemne gratitud, les debo lo que soy. Con ellas heabierto puertas y he cerrado otras, junto a ellas he atravesado el lodo de la inmundicia humana y he cruzado las altas cumbres de mis éxitos personales, por ellas he sido tratado como un príncipe y en otras como un mendigo, por su causa se me ha llamado “loco” y algunas veces “sabio”. En fin, ellas han hecho parte de mí y yo de ellas.

Quizá quien esté leyendo pueda consentir con justa razón aquienes me han tratado con estos epígrafes, puede pensar que no tiene sentido darle tanta relevancia a un tema que quizá pasa desapercibido ante la magnitud de otros acontecimientos que ocurren a diario en la vida de cualquier ser humano. Pero no así para quien concibe la lectura y la escritura con un profundo respeto y una sensible admiración, no para mí que he visto su potencial y el gran valor...
tracking img