La letra escarlata resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1219 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Todo fundador de una nueva colonia, fuera cual fuere el ideal de felicidad humana que le moviera a tal realización, ha reconocido invariablemente como una de las primerísimas necesidades prácticas la de destinar una porción de aquel suelo virgen a cementerio y otra al emplazamiento de la prisión. Teniendo en cuenta esta costumbre, podemos afirmar sin lugar a dudas que los fundadores de Bostonconstruyeron la primera cárcel en algún lugar de los alrededores de Cornhill y suponer asimismo que trazaron el primer cementerio en tierras de Isaac Johnson, probablemente alrededor de su sepultura, la cual quedaría convertida de esta suerte en el centro de todas esas tumbas que forman el viejo cementerio de King's Chapel. La verdad es que a los quince o veinte años de haberse fundado la ciudad, lacárcel de madera mostraba ya las huellas del tiempo y tales señales de antigüedad que daban a la lobreguez tenebrosa de su portalón un aspecto todavía más lúgubre. La herrumbre de sus pesados herrajes hacía que la puerta de roble pareciese el objeto más antiguo del Nuevo Mundo. Como todo lo que pertenece al mundo del crimen, aquella puerta daba la impresión de no haber conocido nunca una erajuvenil. Ante este horrendo edificio, y entre él y la calzada, se extendía un prado cubierto de maleza y hierbajos de baja ralea muy en consonancia con un suelo en el que brotó desde el primer momento esa negra flor propia de la sociedad civilizada, la cárcel. Pero a un lado del portalón, casi en el mismo umbral, crecía un rosal silvestre, cuajado, en aquel mes de junio, de delicados botones queparecían ofrecer su fragancia y frágil belleza al prisionero que entraba y al condenado que salía para enfrentarse a su destino, en prueba de que el corazón profundo de la Naturaleza era capaz de apiadarse de ellos y darles una muestra de bondad.

Resulta realmente extraño que este rosal haya sobrevivido a través del tiempo, pero no vamos a discutir aquí si ha sobrevivido sencillamente como unrecuerdo de la antigua flora salvaje, tantos años después de abatidos los gigantescos pinos y robles que en un tiempo lo cobijaron con su sombra, o si, como hay serios motivos para creerlo, brotó al conjuro de las pisadas de la bienaventurada Anne Hutchinson, cuando ésta atravesaba el umbral de la prisión. Sólo el habernos encontrado con él al comienzo de este inhóspito portalón que acabamos dedescribir ha hecho que nos detuviéramos a coger una de sus flores para ofrecérsela al lector. Tal vez sirva, así lo esperamos, como símbolo de algún dulce florecimiento moral que podamos encontrar a lo largo del camino o como alivio del triste final de un relato que pone ante nuestros ojos la fragilidad y el dolor humanos.
LA LETRA ESCARLATA

Por haber tenido una hija en ausencia de su marido (enla Nueva Inglaterra puritana del siglo XVII), la bella casada Hester Prynne es expuesta durante varias horas en el cadalso y condenada a llevar de por vida en su pecho la letra A de adúltera en rojo, que ella bordará con primor y llevará casi como una medalla. Como parte de la ceremonia de expiación y a petición de los clérigos, el joven reverendo Dimmesdale (el oculto padre de la criatura) exhortaa Hester a que diga el nombre del padre a fin de que comparta el castigo con ella, pero la mujer se niega. Observa atentamente la escena un viejo médico curandero recién llegado al lugar, Roger Chillingworth, que resultará ser el marido de Hester. A solas con ésta, Chillingworth le escupe su desprecio y le pide que le revele el nombre del padre de la niña, aunque advierte que no atentará contrala vida del hombre ni de la niña y tampoco les denunciará. Hester se niega a darle el nombre y Chillingworth le pide que al menos le haga el favor de no revelar a nadie que él es su marido, lo que ella sí promete.
Hester comienza a vivir en una cabaña alejada de la población y ella misma se encarga de educar a su hija, que crece y muestra una tendencia inquietante a quedarse mirando fijamente...
tracking img