La ley 100

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 84 (20950 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ley 100
El Fraude de la Salud en Colombia
Libro sobre la Ley 100 en Colombia Consecuencias de la intermediación Ley 100 de 1993 - Medicina Prepagada


Introducción
Si usted está afiliado al POS o a Medicina Prepagada, o está pensando hacerlo, lea estos capítulos antes de que sea tarde. Y si ya está afiliado, tarde o temprano necesitará leerlos.
Este libro escrito por el Dr. Gonzalo E.Díaz, médico con más de 25 años de ejercicio profesional, hace referencia a la Ley 100 de 1993 en Colombia y a la Medicina Prepagada, pero sus capítulos son aplicables en todo el mundo.
Todos somos testigos de las consecuencias de emplear Medicina Prepagada y del golpe de gracia dado por la Ley 100 de 1993 a la medicina en Colombia no solo al crear las EPS, sino también al obligar a los colombianosa aceptar el fraude de la intermediación en la Salud, quedando así maniatados a sus ineficiencia y corrupción, viendo cómo se desmorona el sistema de Salud Colombiano.
Si usted ya está sufriendo las consecuencias como paciente, puede hacer mucho para hacer respetar sus derechos y obligar a su EPS o Prepagada a responder.
Si usted es profesional de la salud y aun no decide hacer algo al respecto,deberá resignarse a continuar con su posición.
Y si quiere evitar problemas de salud, estos consejos le ayudarán.
Este libro le indicará en cada uno de sus capítulos cómo evitar ser perjudicado y como obtener lo mejor cuando requiera un servicio de Salud.
Debido a la grave crisis mundial que afecta la Salud, recibimos numerosos mensajes que nos demuestran la veracidad de lo publicado en éstaspáginas Y aunque no deja de ser gratificante la aceptación y apoyo recibidos, es penoso confirmar el dolor y las vejaciones a que son sometidos los usuarios de los servicios de salud obligatorios, llámense EPS en Colombia,. HMO en USA, etc.
Naturalmente hay quienes no comparten éstas opiniones. Algunos, ingenuamente aún creen en las estadísticas oficiales. Y otros, la minoría, se sienten heridosal considerarse aludidos. En cualquier caso, los hechos hablan por si solos. Y los medios de comunicación lo confirman, pese a la censura.
Si usted está en desacuerdo con lo expresado en el Libro de la ley 100 http://drGdiaz.com/eco/l100, respetamos su opinión y no pretendemos cambiarla pues estamos seguros que los hechos no son modificados ni por las estadísticas, ni por las razones sustentandouna u otra opinión.
Sin embargo si pretendemos ayudar a quienes no han tenido la fortuna de contar con los resultados mencionados por las estadísticas oficiales, y que juzgando por el tráfico y mensajes recibidos de esta web, son demasiados para ser ignorados.
Algunos piensan que la Ley 100 rebajó el status de los médicos. Pero no es así. Los médicos tienen el status que la calidad de susservicios y conducta les permite alcanzar. La Ley 100 sólo aprovechó la corrupción existente en la salud, la facilitó y la promovió, ya no solo aprovechándose de médicos de dudosa ética sino ahora obligando a todos los médicos a su servicio a actuar en contra de su ética, so pena de dejarlos sin trabajo o que algún candidato presidencial con Nombre propio Antanas Mockus, seguramente también víctima delsistema la emprenda contra los trabajadores de la salud sugiriendo rebajarles el sueldo por debajo del aproximado a USD 500 mensuales. Esperamos los comentarios de dicho candidato para publicarlos en esta web en respuesta a una carta pública.
.Pregunto: Qué status obtendrá un médico que exige dinero a sus colegas por remitirles pacientes? O que dedica a su paciente 3 minutos de consulta? O querecibe menos de la que vale una gaseosa de un laboratorio que le paga por formular sus productos mediocres? O que incapaz de hacer un buen trabajo procura impedir que quienes están bien capacitados y entrenados para hacerlo por muchos años, lo continúen haciendo (ver ley 657) ? O acercándonos a la cruda y simple reacción: Que status puede tener quien se siente aludido, herido y ofendido al leer...
tracking img