La leyenda de la fuente de los muñecos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2376 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
OBRA “LA LEYENDA DE LA FUENTE DE LOS MUÑECOS”
2° AÑO DE SECUNDARIA
PRIMER ACTO
PERSONAJES: MAXIMINO, gobernador de Puebla. Vestido de traje, elegante, decidido.
PRIMERA DAMA, vestida muy elegante. Traje dos piezas de la época.
IFIGENIO, caporal de la finca. Vestido con ropa de trabajo.
MAMÁ, la madre de los niños. Vestida modestamente pero con esmero y cuidado.
NIÑO, vestido conoverol de mezclilla. Camisa blanca. Zapatos negros.
NIÑA, con vestido de olanes o encajes, peinada de trenzas. Con calcetas y zapatos de hebilla.
VECINO 1, VECINO 2, VECINO 3, trabajadores, vestidos con pantalón de mezclilla y camisa de cuadros, gente sencilla.
VECINA 3, VECINA 4, VECINA 5, mujeres de los barrios, con delantal, paliacate en la cabeza, gente humilde.
NARRADOR 1. Voz fuerte,clara y firme.
NARRADOR 1: El tiempo sigue su marcha a pasos agigantados, y en nuestro frenético ir y venir por el paisaje urbano, no nos damos cuenta que existen miradas que nos observan; que en medio de calles y avenidas congestionadas por el tránsito, suelen coexistir historias de personajes que esperan una oportunidad para decirnos algo; ignoramos que hay leyendas que cobran vida y caminan muycerca de nosotros. Le invito a conocer una de esas leyendas, una historia que como tantas otras, caminan por las calles de Puebla. (Hasta aquí, está el telón cerrado. En cuanto termina este párrafo, se abre el telón).
Hace muchos años, cuando la ciudad de Puebla estaba desprovista de la prisa citadina, y sus calles tenían la quietud del ambiente campirano, en el actual barrio de Xonaca, dio inicioesta leyenda. Ocurrió en una finca y sus inmediaciones que, en ese entonces, eran propiedad del gobernador de Puebla, Don Maximino Ávila Camacho. (Sale Don Maximino, vestido con su traje de gobernador, muy elegante, dando la vuelta a su finca y revisando el estado de las cosas de su propiedad. Cerca está Ifigenio arreglando unas herramientas de labranza y se endereza al ver que el patrón seacerca).
MAXIMINO: ¿Cómo vas, Ifigenio? ¿Qué dicen tus muchachitos? ¡Ya los veo más grandes cada día!
IFIGENIO: Así es, patrón. Ya van a empezar a irse solos a la escuela.
MAXIMINO: Muy bien, ¡cuídalos, Ifigenio! No se te olvide ensillar bien a mi yegua, la Malquerida. Nos estamos viendo.
IFIGENIO: Está bien, patrón. Buen día. (Sigue Ifigenio arreglando las herramientas, va de aquí para allá delescenario tomando una cosa y arreglándola por allá. El chiste es que se vea ocupado en realidad.)
NARRADOR 1: Muy cerca de esta casa existía un pozo. Los hijos de Ifigenio, el caporal de la finca, eran dos: un niño de ocho años y una niña de seis. Estos pequeños eran inseparables como dos buenos hermanos y a donde iba el hombrecito iba la pequeña, desde luego no irían muy lejos, pues el lugar máslejano al que iban era la escuela, y lo más cercano seguramente eran los patios, las caballerizas y los jardines que había cerca del pozo, donde pasaban la mayor parte del día.
Como niños traviesos, normalmente terminaban con la ropa sucia, los zapatos llenos de lodo y las rodillas raspadas, tal vez por jugar a las canicas, al trompo, a las escondidillas, al bote pateado y a tantos juegos que hanexistido de generación en generación. (Mientras se lee CON CALMA este párrafo, aparecen los hijos de Ifigenio, niño y niña. Se ponen a jugar a las escondidillas, a la pelota, se persiguen, sacan unas canicas... La idea es que en el lapso en que el narrador comenta cómo jugaban, ellos OBVIAMENTE jueguen. Ifigenio sigue por allí, cuando entran a escena les da un saludo cariñoso, pero se desocupa unpoco de ellos mientras que los chiquillos juegan.)
NARRADOR 1: Cuando los niños terminaban con la ropa sucia, eran atendidos por su madre quien procuraba tenerlos bien vestidos, desde luego a la usanza, al niño con overol de mezclilla, boina y medias, zapatos relucientes y para darle un toque de elegancia: corbata de moñito. A La niña, un vestido bordado con encajes, medias caladas y zapatos...
tracking img