La leyenda rodoflotante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1574 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LEYENDA RODOFLOTANTE

En octubre de 1969 se presentó en la exposición Argenplas, una feria dedicada a la exhibición de productos plásticos y de fibra de vidrio, la primera casa rodoflotante “Boyita 350”, que llevaba el número 100. Así fue mostrada en sociedad quien luego sería una leyenda de los campings y los caminos y que, a 40 años de su nacimiento, todavía sorpende a nacionales yextranjeros con su belleza, liviandad y estilizadas líneas estéticas.

En mis anteriores años como acampante, había practicado esta actividad de todas las formas posibles: con carpa, con tráiler-carpa, y con un furgón Volskwagen equipado. Con el tiempo, decidimos comprar una casa rodante, para tenerla siempre lista para salir. Teníamos en claro que debía ser liviana porque si no, el auto mediano queteníamos no la arrastraría. Por experiencia, sabíamos que las casas rodantes metálicas requieren de un vehículo de tiro grande y potente. Un viaje a Bariloche con una Rodar 26 tirada por un Ford Falcon nos hizo ver cómo se podía llegar a bambolear de lado a lado. Por eso, empezamos a pensar en algo de fibra de vidrio.

En campings, encuentros y charlas varias habíamos notado que al hablar de casasrodantes, quienes tenían o habían tenido una Boyita hablaban maravillas de ella, y motivados por eso empezamos a buscar una.

A través de varios buscadores de Internet comenzamos a buscar información y dimos con el Foro Rodanteando. Sergio Gesto, desde Rio Gallegos -el creador del sitio Web Rodanteros y del Boyita Club aún vigente- daba abundante explicaciones técnicas sobre la misma y decía:“La felicidad cabe en una Boyita de 3,50”. Luego de ver varias, optamos por comprar una que vimos en la Zona Oeste del Gran Buenos Aires, a la que tuvimos que cambiar amortiguadores, cojinetes y colocarle un inodoro náutico.

Nuestro primer viaje fue a la costa atlántica. Así comprobamos que su tenida en ruta es excepcional. En las estaciones de servicio nos preguntaban si realmente flotaba. Alverla en el camping, nos parecía simpática, y en el viaje de vuelta un intercambio de luces con otra nos dibujo una sonrisa y nos dimos cuenta que las leyenda era cierta. Ya estábamos, como tantos otros, alucinados por la Boyita.

Génesis de una idea
Ya como moderador del BoyitaClub, me llamaba la atención el desconocimiento que había sobre la historia de este invento tan curioso, fruto ejemplarde la técnica y la creatividad argentinas. Por eso, me propuse comenzar a investigar sobre el tema. Luego de una búsqueda incesante y en forma casual, mediante el correo de lectores del Diario La Nación, conseguí contactar al inventor y concretar la primera entrevista en la antigua estación de Trenes de Bartolomé Bavio, donde estaba probando el su nuevo chiche: el Tecno Tren, un vagón propulsadocon un motor de Fiat Duna diesel de 1.700 cc que permitirá aprovechar las vías abandonadas de nuestro país para transportar hasta 60 pasajeros, y que puede verse aquí.

El nombre de esta persona excepcional es Jorge Beritich, un inventor, emprendedor y técnico mecánico graduado del histórico Otto Krausse de 73 años. Su narración me fue llevando por la génesis y los primeros pasos de las Boyitas.En la década de 1960 Jorge trabajaba en la fábrica de carrocerías “El Detalle”, una empresa que desapareció en 2006, pero que por más de 30 años lideró el mercado argentino de equipamiento de vehículos de pasajeros.
La leyenda rodoflotante
La leyenda rodoflotante

En la fábrica habían decidido expandir su producción construyendo casas rodantes. Llegaron a fabricar unas veinte que, si bienestaban totalmente equipadas, terminaron siendo muy pesadas para este tipo de vehículos, ya que llegaban casi a los 1200 kg. Así Jorge reconoció que si el problema era el peso, “la liviandad era un mérito”, y debían construirse con carrocerías de materiales livianos, como la fibra de vidrio. Para aumentar la resistencia decidió darle la forma abombada característica de estas casitas.

Por esos...
tracking img