La literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
oiu. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
¡Que fácil es ver la paja en el ojo del prójimo y no vemos la viga en el nuestro!. Cuando seamos capaces de disimular los defectos de nuestro hermano, estaremos colaborando en la construcción del Reino del Señor. Tengamos paciencia con los ancianos, los niños, el vecino, el compañero de trabajo y ellos la tendran con nosotros, en nuestrosdefectos.

6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo. Quejarte constantemente por los defectos del hermano, no edifica, sino que destruye. ¿De qué te sirve la queja amarga? Sólo va en tu perjuicio, y en el de tu hermano.¿Qué es mejor entonces? ¿Qué dice Cristo? “El que quiera ser mi discípulo que tome su cruz”. ¿Tú quieres cumplir esto? Entonces, prepárate para sufrir en tu cruz como lo hizoCristo en la suya. Con paciencia y mansedumbre. Tu hermano tiene defectos, ya lo sabes. Y tú también. Si tú no sufres con paciencia esto que ya sabes, ¿cómo vas a pedir luego que los demás sufran lo tuyos?¿O piensas que es mejor descubrir delante de otros el defecto de tu hermano? Ten cuidado. Es fácil ver la paja en el ojo del hermano, porque nuestra visión está nublada con la viga que tenemosdelante. El que no repara en sus propios defectos casi nunca, es normal que vea siempre la paja en el ojo del hermano. La viga está construida con nuestros defectos y pecados. El poder de Dios en los Sacramentos, destruye la viga más sólida. Disponte a ello ahora mismo, y verás como El te da la fuerza para soportar con paciencia y disimular los defectos del hermano, para colaborar así en laconstrucción del Reino.

Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cf Is 58, 6-7: Hb 13, 3). Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras de misericordia espirituales, como también lo son perdonar ), sufrir con paciencia. (Catecismo)

6ª Sufrir con paciencia los defectos de nuestrosprójimos
El apóstol Santiago nos habla de la paciencia en estos términos:
Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. El labrador aguanta paciente el fruto valioso de la tierra, mientras recibe la lluvia temprana y tardía. Tened paciencia también vosotros, manteneos firmes, porque la venida del Señor está cerca” (St 5,7-8.9b)

La paciencia es una virtudindispensable para la pacífica convivencia. Todos nos hacemos sufrir o nos causamos u ocasionamos disgustos, culpable o inculpablemente, muchas veces inevitables, con nuestros defectos naturales y temperamentales. Es más, los mismos actos piadosos, distintos a los propios, que no nos gustan nos dan ocasión para sufrir. Copiamos a continuación unas frases del libro siempre actual de la Imitación de Cristo enel capítulo de “Cómo se han de soportar los defectos ajenos”.

“Lo que el hombre no puede corregir en sí mismo o en los demás, debe soportarlo con paciencia hasta que Dios lo ordene de otro modo.
Piensa que tal vez conviene esto para probar tu paciencia, sin la cual son de poco valor nuestros méritos.
Con todo, debes suplicar a Dios que te auxilie con el fin de que puedassobrellevar benignamente tales impedimentos.
Si alguno, amonestado una o dos veces, no se enmendase, no porfíes con él, sino encomiéndalo todo a Dios, que sabe convertir el mal en bien, para que se cumpla su voluntad y sea glorificado en todos sus siervos.
Procura sufrir con paciencia los defectos y flaquezas de tu prójimo, porque tú también das mucho que sufrir a los demás.Si no puedes hacerte a ti mismo cual quisieras, ¿cómo quieres tener a los demás a medida de tu deseo?
Queremos que los demás sean perfectos, y no enmendamos nuestras faltas.
Queremos que se corrija severamente a los otros, y nosotros no queremos ser corregidos.
Desagrádanos la excesiva condescendencia con los demás y no queremos que se nos niegue nada de cuanto pedimos....
tracking img