La llorona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (463 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marcela Serrano
La Llorona
32
sin ella, esta organización que yo ahora presidía sería inexistente. Sin ti también,
me respondió y volvió a llenar las copas.

Una de las cosas que me asombra yme duele de este continente, me dijo Olivia un día, prendiendo un cigarrillo, con ese gesto que se le ponía en la cara cuando hablaba de temas serios, es que, desde siempre, todo se desvanece. Lascosas y las personas. Mira este invento de las dictaduras militares, de los presos políticos desaparecidos. Y antes, la eliminación de los pueblos originarios, de los insurgentes en las guerras de laindependencia, de los mineros y los obreros en las primeras huelgas. Y ahora, hasta los recién nacidos. Siempre se desaparece en este continente.
Bordándolo, una araña tejió cuidadosamente el encuentroentre tú y yo, me
dijo Olivia un día, ¿o creíste que fue sólo el azar?

Me alojaba esa noche en la capital en casa de la madre de Olivia que, desde su confinamiento en el dormitorio, gustaba desaber su casa habitada, que alguien emplee y disfrute tantos metros cuadrados, solía decir. Le hacíamos compañía, sentadas en unos coquetos sillones color palo de rosa alrededor de su cama, cuando Oliviamiró la hora en su reloj y se levantó dispuesta a partir. La acompañé al primer piso. Ya en la puerta de calle, con el abrigo en la mano, pareció cambiar de idea. ¿Sabes?, no pienso asistir a esareunión, vamos, hagámonos un café, dijo, y nos instalamos en la mesa de la cocina. Encendió uno de sus inevitables cigarrillos.

Sin yo saberlo, al hacerla partícipe de mi historia con el príncipe lehabía dado cuerda a un mecanismo secreto que giraba dentro de esa cabeza rápida y un poco acelerada.
Entonces habló de la araña y del azar.
Y se sumergió en un largo relato.

Sucedió en los tiemposuniversitarios. Cuando las niñas bien se encontraban por fin con el otro lado, dijo con sarcasmo. Abriendo los ojos al mundo, lo vi. Era tan guapo, tenía los ojos negros más negros del universo. Su...
tracking img