La loba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5046 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aritmética indígena
Durante mi larga vida —ando en los noventa y seis..., bueno... todavía me faltan dos meses y siete días— he aprendido que
es casi imposible, si no se desea, morir de hambre en el campo o en las pequeñas aldeas. La cosa es bien distinta en las
grandes metrópolis.
Debido a las limitaciones de mi inteligencia, no pude hacer suficiente dinero en la ciudad para sostenerme allíy ser un
ciudadano respetable como tantos otros, con una familia y otras lindas cosas. El destino no lo quiso así, y heme aquí, otra
vez, en el campo.
Además, siempre tuve la intención de producir algo que pudiera beneficiar a la República, obedeciendo al divulgado lema:
“Trabajar y producir es hacer patria.”
Me establecí en una especie de cabaña que estaba sobre una colina a kilómetro ymedio de un pueblo habitado por
campesinos indios, todos los cuales, según pude enterarme al pasar el tiempo, eran gente buena y honesta.
Cierto día recibí la visita de Crescencio, un vecino del lugar, que empezó por hablarme de varias cosas sin importancia, de
tal manera que yo, sin ser adivino, pude darme cuenta de que algún interés lo llevaba, sin que me fuera posible precisar
cuál era éste,hasta que dijo:
—Bueno, señor; me voy, hasta luego. Oiga usted...
Los dos estábamos sentados en los escalones del pórtico. Cerca de nuestros pies, mi perra, una terrier, retozaba con sus
cinco perritos que había tenido hacía unas seis semanas.
Todo el tiempo mientras conversábamos estuve tratando de investigar lo que Crescencio pretendía, pues tenía gran
curiosidad por saber el motivo de suvisita.
Por fin dejó de charlar, se levantó, miró a los perritos que jugaban mordiéndose entre sí, chillando, estornudando, tirando a
su paciente madre de la cola, de las orejas, de las patas.
Concentró su atención en los animalitos como si se fijara en ellos por primera vez desde su llegada. Luego hizo: “ss-ss, psps,
tza-tza-ks-ks, wooh-wooh”, como si tratara de asustar a algún bebé. Después seinclinó, los acarició, les dio de
palmaditas y finalmente dijo:
—Caray, ¡qué lindos perritos, qué chulos, hermosísimos!
Hasta entonces vislumbré lo que quería.
Cuando se disponía a partir, tomó a uno de los cachorritos, se lo acomodó en un brazo, y le rozó la piel varias veces ante la
fingida indiferencia de la madre, que guiñaba un ojo constantemente, viendo como Crescencio consentía a superrito.
—Perrito lindo —dijo—, de veras, por la Virgen Santísima, que es un perrito muy lindo; será muy bravo, bravísimo, cuando
crezca, un buen perseguidor de bandidos y robaganados. Yo conozco bien a los perros. Sé desde el momento en que nacen
cuando serán bravos.
Ya aprenderá a ladrar fuerte y a ahuyentar a todos los leones y tigres del pueblo. Bueno, señor, este es el que me conviene,exactamente el que he estado buscando. Me lo llevo en seguida pa que se vaya acostumbrando a su amo. Muchísimas
gracias, mil, mil gracias, señor, por su amabilidad. Esta fiera hará un gran cazador de ladrones y de conejos cuando lo haya
entrenado bien.
Nunca he visto yo que un indio se tome el trabajo de entrenar a un perro, aun cuando tuviera posibilidad de hacerlo.
Crescencio dio la vuelta yantes de salir dijo:
—Con su permiso, señor. ¡Adiosito!
—Oiga, Crescencio —le llamé—, usted no puede llevarse al perrito sin pagarme. Ese perrito cuesta un peso plata.
42
Se detuvo, y sin mostrar sorpresa, enojo o embarazo alguno, dijo:
—¿Cómo dice usted, señor?
De hecho nunca tuve intención de vender los perritos. Como la madre era la única de su especie en el distrito, los cachorrossalieron una cruza horrible, los que desde luego y precisamente por esta razón resultan más adecuados para estas regiones
tropicales que los perros de raza fina. De momento no sabía exactamente qué hacer con ellos. Quería dos para mí, los otros
tres, sin embargo, no podía regalarlos, pues ello habría sido mal entendido por estas gentes, cosa que habría terminado por
hacerme quebrar tanto financiera...
tracking img