La maestra jardinera en el siglo xxi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3231 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MAESTRA JARDINERA EN EL SIGLO XXI

Para abordar el tema de “La maestra jardinera en el siglo XXI”, se hace necesario destacar dos conceptos claves de la sociedad de hoy en la que se encuentra inmersa una docente: democracia y globalización.
El concepto de democracia connota tanto un régimen político como un estilo de vida. Presupone un sistema en el que La Ley (y no las leyescambiantes de los legisladores) funda derechos estables, proscribe privilegios y garantiza seguridad jurídica.
Para que el sistema democrático funcione, debe existir un liderazgo que conjugue poder y autoridad, es decir, la capacidad de hacer, de imponer y de apelar sobre la base del prestigio y la supremacía moral. La igualdad debe ser una realidad, porque en la democracia, cada hombre asume comopropio el deber de reconocerse en el otro; y el Estado, por lo tanto, elimina las desigualdades de las bases de partida. Quedará así garantizado para todos –entre otras cosas- un auténtico nivel educativo.
Si tenemos en cuenta esto, la maestra jardinera debe ser una maestra democrática, que -estando inmersa en el grupo de sus alumnos- en esa pequeña comunidad de su aula, ejerza un liderazgoen el que exista dominio del grupo sin tiranía. Una maestra que respetando al niño como persona, sepa conducir el aprendizaje, ofreciéndoles actividades, todas de juegos en sus distintas facetas. Estas lo llevarán a la expresión creadora para que vaya así incorporando los distintos “saberes” que deberá aprehender para alcanzar la madurez en todos los aspectos de su personalidad, de acuerdo alnivel de desarrollo y crecimiento alcanzado.
No podrá ser una maestra “laisse fair, laisse passé”, como dicen los franceses, “dejar hacer, dejar pasar”, que es aquella que ofreciendo el aula debidamente acondicionada y el material didáctico seleccionado, deja que el niño actúe por sí solo y que sea el “buen Dios” el que haga la tarea. Tampoco podrá ser autocrática, que le indique al niño quéhacer, cómo hacer y cuando realizar sus actividades.
La maestra democrática deberá, por lo tanto, conocer en profundidad la psicología del niño de tres, cuatro y cinco años y la psicología del aprendizaje; es decir, cómo es el niño y cómo aprende. De acuerdo a esto podrá, en primer lugar: seleccionar el material didáctico -que a modo de juego y con libertad- permita realizar aprendizajes deacuerdo a la gradiente de madurez; en segundo lugar: elegir las estrategias docentes y la metodología de Unidades Didácticas que correspondan a cada etapa, respetando y manteniendo las actividades según los niveles sin pretender que realicen actividades de estadios avanzados, que provocarían esfuerzos inoficiosos y futuras frustraciones. Tal es el caso de la enseñanza de la lecto-escritura en eljardín de infantes, cuando todavía el pequeño no ha alcanzado -además de otros ítems- las nociones básicas de esquema corporal, noción espacial y noción temporal.
Con respecto a este tema, quiero leerles una poesía escrita por María Fernanda Lagorio, maestra jardinera en Amaicha del Valle, en los cerros calchaquíes de Tucumán que dice:

A Mi Maestra Jardinera
Hablame Señorita de cosasque yo entienda,
dejálas a las vocales, todavía no me interesan.
Preguntame como las cabras, se trepan a la ladera
o mejor salgamos afuera, saltemos a la rayuela.
No me des para que escriba, esos cuadernos con rayas
dame una hoja blanca grandota para mancharla,
así como mancha el sol, el cielo, las nubes, las casas,
las calles y el camino hasta mi casa.
Noestés siempre diciendo, que mire hacia la pizarra
si mis ojos solitos se vuelven hasta tu cara;
yo mejor aprendo con tu sonrisa y tu mirada.
No ves que yo ya sé, de números y palabras,
no te los quiero decir, todavía no me dan ganas,
mejor aprendé, las cosas que a mí me pasan,
las que sé, las que quiero, las que me gustan, las que todavía me faltan.
¡Salgamos a...
tracking img