La magia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3869 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MAGIA ¿UNA ETERNA NECESIDAD?
por Fanuel Hanán Díaz.
Poco antes de que coincidieran los estrenos cinematográficos de La comunidad del anillo, primera parte de la saga de Tolkien junto con Harry Potter y la Piedra filosofal, la aventura inicial de este mago adolescente creado por J. K. Rowling, se ha comenzado a cortar mucha tela sobre el rol de la magia en el mundo de los ninos y jóvenescontemporáneos. Más aún, desde la perspectiva de lo mágico como una coordenada cada vez más exótica en el mundo cibernético del siglo XXI. Este debate, sin embargo, ya forma parte de una vieja discusión entre aquellos que consideran la Imaginación como una fórmula de escape y evasión, y aquellos que le dan supremacía sobre la Razón, por su capacidad de distender el mundo lógico y abrir paso adimensiones mucho más ricas y reconfortantes.
No deja de sorprender la inmediata respuesta lectora que tuvo la imprevista edición del primer tí-tulo de la serie de Rowling, donde un niño de aspecto común y corriente es invitado a participar como alumno en Ia Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. Millones de ediciones en todo el mundo, cinco libros editados sobre las aventuras del joven Potter, dospelículas, portales en internet, salas de chats de enfebrecidos fanáticos y una serie de productos complementarios, son sólo la punta de una industria que promete seguir creciendo alrededor del mundo creado por esta escritora escocesa.
Si hacemos un repaso en la evolución histórica de la literatura infantil, no resulta difícil detectar que muchos de los ingredientes presentes en esta serie—especialmente el uso de la magia- ya han sido ampliamente incorporados, sobre todo en la tradición inglesa con autores como Lewis Carroll (Alicia en el país de la maravillas, 1863), J.J.R. Tolkien (El señor de los anillos, El Hobbit, El Silmarillion) y C.S. Lewis (Crónicas de Narnia, 1950-56). Esto quiere decir que el reino de lo fantástico ha encontrado un terreno fértil en los libros para niños desde épocasmás remotas. Entonces ¿por qué nos revisita la magia y nos hechiza por igual a niños, jóvenes y adultos, utilizando paradójicamente la tecnología como un vehículo para expandirse y viajar a través de esta aldea global? ¿Será este éxito impulsado sólo por el poder de una industria publicitaria? ¿O es que el contexto desesperanzador de un nuevo milenio, a las puertas de la clonación humana,inyecta nuevamente la necesidad de explorar respuestas a las eternas interrogantes en el ámbito de lo sobrenatural?
Para Frazer, autor de un voluminoso estudio antropológico sobre magia y religión, la esfera de lo religioso toma forma en el pensamiento del hombre primitivo y remite a cultos que encuentran explicación en los ciclos y elementos naturales. Este sustrato evoluciona y se transformaculturalmente, dando origen a un entramado de ritos que encuentran contenidos paralelos en todos los tiempos y civilizaciones. Nuestra era no escapa a esa condición. Varitas mágicas, hechizos, palabras sagradas, talismanes, satélites, plumas de aves, capas de invisibilidad, máquinas teletransportadoras, capas voladoras, polvos, rayos laser, anillos, piedras preciosas, báculos, y un sinfín de objetosmágicos de vieja y nueva tecnología, hablan de esta relación mucho más profunda del ser humano con la magia, objetos, que a fin de cuentas pueden también hacer cumplir los deseos más internos e inmemoriales.
La magia, un asunto más serio
La antropología reconoce la estrecha relación que existe entre lo mágico y lo sagrado, desde la formación del pensamiento en el hombre primitivo. Una ulteriorseparación entre estos ámbitos ha impedido rastrear viejos rituales, sepultados por capas y capas de contenidos culturales. Sin desconocer que parte de esta información ha sido transmitida genéticamente, argumento que explica las coincidencias arquetipales que descubre el psicoanálisis y los mitos repetidos que se encuentran en los relatos de diferentes épocas y culturas.
El hombre —afirma Eliade—...
tracking img