La magnificencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3709 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Magnificencia

La magnificencia es la virtud “que inclina a emprender obras esplendidas y difíciles de ejecutar sin arredrarse ante la magnitud del trabajo o de los grandes gastos que sea necesario invertir”. (1)

Así como la liberalidad es la virtud que modera el uso del dinero en general (tanto del que es regalado como el que se administra o se gasta) la magnificencia se ocupa de losgrandes gastos en las grandes obras. El magnífico “hace del dinero un instrumento con el que realiza grandes obras, lo cual supone grandes dispendios o gastos.

Según puede verse, trátese de la actitud frente al dinero. Como éste es un bien útil, lo que interesa, más que el bien en sí, es el modelo de usarlo. La justicia considera los bienes desde el ángulo del derecho, según lo debido; lamagnificencia ve en el dinero la materia adecuada para hacer grandes obras... La liberalidad entra en todos los casos en que hay relación con el dinero, mientras que la magnificencia sólo cuando se trata de grandes riquezas en orden a su aplicación para obras de relevancia. (2)

Tanto Aristóteles como Santo Tomás consideran a la magnificencia como una virtud emparentada con la liberalidad porque serefiere al empleo de las riquezas, pero la magnificencia supera a la liberalidad porque es un gasto suntuoso que se materializa en grandes y bellas obras que quedan para el bien y el disfrute de la belleza en muchos. Es importante que además de grandes las obras sean bellas, porque si son tan sólo grandes no serán magníficas. Recordemos que toda virtud tiende al Bien, a la Verdad, a la Justicia y a laBelleza.

La magnificencia es una prolongación de la liberalidad. El magnífico es siempre liberal, pero el liberal no necesariamente es magnífico. El alma magnánima lo será cuando sus acciones sean grandes y bellas, mientras que la magnificencia se refiere solamente a lo que se puede hacer. “Hacer” significa ejecutar una obra o acción exterior, materializada en una casa, en un monumento, unaiglesia o algo parecido. El magnífico tenderá siempre a hacer grandes obras de pintura, arquitectura, esculturas, edificios, grandes templos, catedrales. Sus gastos serán siempre grandes y convenientes. Las obras serán dignas del gasto a realizar y el gasto será digno de las obras en vistas al Bien y la Belleza.

Mientras el magnánimo sólo se fija en el mejor bien a hacer y no se queda en losdetalles, el magnífico no mirará con mucho detenimiento los gastos ya que para él son signo de pequeñez y por lo tanto sus obras serán siempre dignas de admiración por su elegancia y belleza, porque la búsqueda del Bien, de lo Bueno, de lo Justo y de la Belleza es lo que caracteriza en el fondo a todas las virtudes.

Si bien los pobres pueden y deben poseer su espíritu, la magnificencia es lavirtud propia de los ricos, que en nada mejor pueden emplear sus riquezas que en el culto a Dios y en provecho de sus prójimos. La historia nos demuestra que la mayoría de los grandes artistas han tenido grandes mecenas y hombres magníficos que los han apoyado en sus obras. Beethoven, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Bramante han contado con quienes les han encomendado empresas fantásticas yque nos han hecho posible que durante siglos millones de personas pudiéramos disfrutar de tanta belleza y hermosura. Ya en el siglo XV los Papas convocaban a grandes artistas como Masacro, Donatello, Fray Angélico, Pinturicchio y Mantenga a Roma para darle esplendor y belleza al arte sacro con sus obras.

En el siglo XVI, el Papa Julio II, hombre de mucho ingenio y de refinado gusto, le encargó aMiguel Ángel 40 esculturas para su propia tumba, obra que quedó inconclusa pero que dejó el Moisés como testimonio. Una actitud vanidosa tal vez, de quien, aún siendo Papa, quiso inmortalizarse en esta tierra... pero la humanidad se lo agradece. Porque, si bien este Papa no fue un santo, fue al menos un gran mecenas apoyando no sólo al genial Miguel Ángel sino, además, a Rafael y a Bramante....
tracking img