La mansion eterna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (800 palabras )
  • Descarga(s) : 19
  • Publicado : 24 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un día una señora falleció y llego al cielo, allí junto a las mas de 500 mil personas que diariamente
mueren estaba haciendo fila para saber cuál sería su destino eterno, de pronto apareció SanPedro y les dijo.
Vénganse conmigo y les mostrare en que barrio esta la casa que les corresponde a cada uno de ustedes, ello depende de la cantidad de Amor que cada cual haya ofrecido en la tierra a losdemás, aquí, la única cuota inicial que se recibe para su habitación eterna es la caridad y el buen trato que hayan dado en la tierra, los fue guiando por los barrios de lujo, como ella jamás pensóque pudieran existir.
Llegaron a un barrio hecho todo de oro, casas de oro, puertas doradas, paredes y techos de oro una maravilla, y San Pedro exclamo: aquí todos los que gastaron mucho dinero enayuda a los necesitados, los que
su amor hacia los demás si les costo en vida y fueron entrando todos los generosos los que partieron el pan
con el hambriento; los que regalaron sus vestidos a lospobres, consolaron a presos y visitaron a enfermos.
La señora quiso entrar, pero un ángel la detuvo al tiempo que decía perdóneme, pero usted en la tierra no dio
sino migajas a los demás, jamás dio nadaque en verdad costara, ni en dinero, ni tampoco vestido, este barrio
es solamente para los de corazón generoso y no la dejo entrar.
Pasaron luego a otro barrio de la eternidad todas las casasestaban construidas en marfil, todo blancura y
elegancia nunca vista. La señora se apresuro a entrar en tan hermoso barrio, pero un ángel guardián la tomo
del brazo y le dijo: me da pena señora, peroeste barrio es solamente para aquellos que tuvieron siempre trato
limpio y sincero hacia los demás, usted era una persona muy corriente en el hablar, dura, criticona y a veces
hasta grosera en sutrato y mientras los demás estaban gozosos de tomar posesión de sus lujosas casas.
La pobre mujer se quedaba afuera mirando con envidia aquellos que habían sido tan afortunados, ella no
pudo entrar,...
tracking img