La maquina del tiempo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 136 (33928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIBROdot.com
Herbert George Wells La Maquina del Tiempo
Índice Introduccion La máquina El Viajero a través del Tiempo vuelve El viaie a través del tiempo En la Edad de Oro El ocaso de la humanidad Una conmoción repentina Explicación Los Morlocks Al llegar la noche E1 Palacio de Porcelana Verde En las tinieblas La trampa de la Esfinge Blanca La visión más distante El regreso del Viajero a travésdel Tiempo Después del relato Epílogo Introducción El Viajero a través del Tiempo (pues convendrá llamarle así al hablar de él) nos exponía una misteriosa cuestión. Sus ojos grises brillaban lanzando centellas, y su rostro, habitualmente pálido, mostrábase encendido y animado. El fuego ardía fulgurante y el suave resplandor de las lámparas incandescentes, en forma de lirios de plata, se prendíaen las burbujas que destellaban y subían dentro de nuestras copas. Nuestros sillones, construidos según sus diseños, nos abrazaban y acariciaban en lugar de someterse a que nos sentásemos sobre ellos; y había allí esa sibarítica atmósfera de sobremesa, cuando los pensamientos vuelan gráciles, libres de las trabas de la exactitud. Y él nos la expuso de este modo, señalando los puntos con su afiladoíndice, mientras que nosotros, arrellanados perezosamente, admirábamos su seriedad al tratar de aquella nueva paradoja (eso la creíamos) y su fecundidad. -Deben ustedes seguirme con atención. Tendré que discutir una o dos ideas que están casi universalmente admitidas. Por ejemplo, la geometría que les han enseñado en el colegio está basada sobre un concepto erróneo. -¿No es más bien excesivo conrespecto a nosotros ese comienzo? -dijo Filby, un personaje polemista de pelo rojo. -No pienso pedirles que acepten nada sin motivo razonable para ello. Pronto admitirán lo que necesito de ustedes. Saben, naturalmente, que una linea matemática de espesor nulo no tiene existencia real. ¿Les han enseñado esto? Tampoco la posee un plano matemático. Estas cosas son simples abstracciones. -Esto está muybien -dijo el Psicólogo. -Ni poseyendo tan sólo longitud, anchura y espesor, un cubo tener existencia real. -Eso lo impugno -dijo Filby-. Un cuerpo sólido puede, por supuesto, existir. Todas las cosas reales... -Eso cree la mayoría de la gente. Pero espere un momento, ¿puede un cubo instantáneo existir? -No le sigo a usted -dijo Filby.

-¿Un cubo que no lo sea en absoluto durante, algún tiempopuede tener una existencia real? Filby quedóse pensativo. -Evidentemente -prosiguió el Viajero a través del Tiempo- todo cuerpo real debe extenderse en cuatro direcciones: debe tener Longitud, Anchura, Espesor y... Duración. Pero debido a una flaqueza natural de la carne, que les explicaré dentro de un momento, tendemos a olvidar este hecho. Existen en realidad cuatro dimensiones, tres a las quellamamos los tres planos del Espacio, y una cuarta, el Tiempo. Hay, sin embargo, una tendencia a establecer una distinción imaginaria entre las tres primeras dimensiones y la última, porque sucede que nuestra conciencia se mueve por intermitencias en una dirección a lo largo de la última desde el comienzo hasta el fin de nuestras vidas. -Eso -dijo un muchacho muy joven, haciendo esfuerzosespasmódicos para encender de nuevo su cigarro encima de la lámpara eso... es, realmente, muy claro. -Ahora bien, resulta notabilisimo que se olvide esto con tanta frecuencia --continuó el Viajero a través del Tiempo en un ligero acceso de jovialidad-. Esto es lo que significa, en realidad, la Cuarta Dimensión, aunque ciertas gentes que hablan de la Cuarta Dimensión no sepan lo que es. Es solamente otramanera de considerar el Tiempo. No hay diferencia entre el Tiempo y cualesquiera de las tres dimensiones salvo que nuestra conciencia se mueve a lo largo de ellas. Pero algunos necios han captado el lado malo de esa idea. ¿No han oído todos ustedes lo que han dicho esas gentes acerca de la Cuarta Dimensión? -Yo no-dijo el Corregidor. -Pues, sencillamente, esto. De ese Espacio, tal como nuestros...
tracking img