La Maquinaria Escolar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3948 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de septiembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MAQUINARIA ESCOLAR
La universalidad y la pretendida eternidad de la escuela son algo más que una ilusión. Los potentados buscan en siglos lejanos y en civilizaciones prestigiosas, el origen de las nuevas instituciones que constituyen los cimientos de su posición hegemónica. Con esto lo que tratan de hacer es ocultar las funciones que las instituciones escolares cumplen en la configuración dela sociedad. Si la escuela existió siempre y en todas partes, es justificable que siga existiendo y su universalidad y eternidad la hacen tan "natural" como la vida misma, rechazando su puesta en duda como algo inimaginable y hasta absurdo.
En este capítulo, Julia Varela, intentara mostrar que la escuela primaria, como forma de socialización y lugar de paso obligatorio para los niños de lasclases populares, es una institución reciente cuyas bases administrativas, cuentan con poco más de un siglo existencia. La escuela no existió desde siempre, por eso es que existe la necesidad de determinar las condiciones históricas en la que nació. Esta maquinaria de gobierno de la infancia no apareció de golpe sino que ensamblo una serie de dispositivos que emergieron a partir del siglo XVI. Setrata de conocer como se montaron las piezas que posibilitaron la constitución de la escuela nacional en sentido preciso, o sea, como espacio de gobierno de los hijos de las clases desfavorecidas.
Las condiciones sociales y la aparición de una serie de instancias fundamentales, que al solidificarse a principios de este siglo, permiten la aparición de la llamada escuela nacional:1. La definición de un estatuto de infancia
Al igual que la escuela el niño, no es eterno ni natural, es una institución social de aparición reciente ligada a prácticas familiares, modos de educación y, consecuentemente, a clases sociales. Los moralistas y hombres de la Iglesia del Renacimiento, en el momento en que comienzan a configurarse losEstados administrativos modernos, pondrán en marcha todo un conjunto de tácticas cuyo objetivo consiste en que la Iglesia pueda seguir conservando, y si es posible acrecentando, su prestigio y sus poderes. Los Papas, especialmente a partir de Trento, seconvertirán, en la «cabeza» de la Iglesia apoyados por la Curia que sufrirá entonces fuertes modificaciones. La lucha contra los herejes y el mantenimiento de la ortodoxia exigirá una serie de remodelaciones en el campo de la teología, la pastoral, la liturgia, la beneficencia y las misiones, así como la aparición de las nuevas órdenes religiosas, la reforma de las ya existentes, la modernización e inclusola desaparición de las que no se ajustan a la devoción y religiosidad modernas. Las tácticas aplicadas van a ser diversificadas y comprenden desde la manipulación sutil e individualizada de las almas hasta las predicaciones y los gestos masivos y públicos para la extensión e intensificación de la fe: la confesión, la dirección espiritual, la producción de catecismos -para clérigos, indios, adultosy «niños»
Varela subraya el desarrollo de multiformes prácticas educativas que en cierta medida afectan a la reforma del clero mismo a través de normas que intentan regular su vida y costumbres, y sobre todo mediante la erección de seminarios en los que desde entonces se intentará localizar y dirigir su formación. El fanatismo religioso es una de las claves en este marco ya que parece «natural»,desde una perspectiva actual, que los niños se convirtiesen en uno de los blancos privilegiados de asimilación a las respectivas ortodoxias: los jóvenes de hoy son los futuros católicos o protestantes del mañana, y, además, su propia debilidad biológica y su incipiente proceso de socialización los hacen especialmente aptos para ser objeto de inculcación y de moralización.
Los moralistas...
tracking img