La masacre de las bananeras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La “Masacre de las Bananeras” se constituyó en uno de los episodios más lamentables ocurrido en el marco en las luchas sociales de los trabajadores en los años 20 en el país. Dicha masacre se llevó a cabo en la población colombiana de Ciénaga en 1928 cuando las fuerzas armadas de Colombia dispararon a un número indeterminado de manifestantes, trabajadores de la compañía bananera United FruitCompany. Los trabajadores de dicha compañía habían entrado en huelga un mes antes para presionar la solución de un pliego de peticiones que consideraban justas. Con este pliego, se llamaba al cumplimiento de leyes colombianas sobre el seguro colectivo y obligatorio para los trabajadores, accidentes de trabajo y habitaciones higiénicas. También se exigía aumento salarial del 50 por ciento, cesación depréstamos por vales, pago semanal, contratación colectiva y establecimiento de más hospitales. Infortunadamente, la respuesta de la compañía, fue la negación de las reivindicaciones exigidas por los trabajadores y la masacre de estos a manos del ejército colombiano que actuó en complicidad con la compañía.

Ahora bien, la United Fruit Company, creada en Boston en 1899, llegó a la zona bananeradel Magdalena a comienzos del siglo XX, constituyéndose en una de las compañías norteamericanas bananeras que operó con gran éxito en el país a inicios de siglo. Dicha compañía aceleró una impresionante concentración de tierras, avanzando sobre pequeños, medianos y grandes propietarios. La rápida hegemonía de esta corporación en la producción y exportación bananera se hizo cada vez más manifiesta.Su monopolio fue tal que llegó a controlar cerca de 60.000 hectáreas de las cuales, aproximadamente una cuarta parte se destinaban a la producción bananera, de acuerdo con los intereses comerciales de la compañía1.

El conflicto laboral que dio origen a la “Masacre de las Bananeras” dejó ver las difíciles condiciones en que se encontraban los trabajadores de la compañía norteamericana y elgran emporio que esta había construido en los pocos años que llevaba operando en el país. La UFCO tenía su ferrocarril, su red telegráfica, su sistema de irrigación, sus tiendas de mercadeo y se reservaba así mismo, el derecho de decirles a los productores colombianos que cantidad de fruta les recibía, a que precio se les pagaba y en cuales condiciones se les transportaba. Asimismo, la políticalaboral de la UFCO no podía ser más ilegal, pues recurriendo a contratistas no contrataba directamente al personal, y así cuando se presentaba una reclamación por salario y por prestaciones, la empresa se declaraba ajena al problema. Por tanto, en la huelga de 1928, el pliego de peticiones radicaba en que la compañía reconociera que tenía trabajadores, mejorara los jornales y celebrara no contratosindividuales sino convenciones colectivas, implicando esto el reconocimiento de la existencia del sindicato.

La situación que desencadenó la masacre respondió a la acción irresponsable de las fuerzas armadas y a la negativa a las reivindicaciones de los trabajadores dada por la UFCO. En la noche del 5 de diciembre de 1928 corrió el rumor de que el gobernador iría a entrevistarse con lostrabajadores para buscar solución al paro, pero este nunca llegó. Por su parte, el gobierno central expidió un Decreto Legislativo que declaraba el estado de sitio en la zona por turbación del orden público y designaba al General Cortez Vargas, jefe civil y militar de la zona. Éste, una vez posesionado expidió a las 11 y media de la noche el decreto que ordenaba disolver "toda reunión mayor de tresindividuos" y amenazaba con disparar "sobre la multitud si fuera el caso". En consecuencia, a la 1 y media de la madrugada del 6 de diciembre formó a la tropa delante de los concentrados en Ciénaga. Luego de leer los respectivos decretos y de conminar a la multitud a retirarse, dio un plazo de cinco minutos. Para el general Cortez Vargas, la huelga en la zona bananera era un acto subversivo propiciado...
tracking img