La mascara

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2911 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEÓN. FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS. COLOEGIO ÁREA COMUN.

ENSAYO: “La Máscara”

M. ROGELIO HERNÁNDEZ ESCAMILLA.
Publicado originalmente el 6 de diciembre del 2004.

A los que día, con día, limpian y pulen el pedazo de México, que les tocó disfrutar. A mi amada y aguerrida costilla.

“Los hombres han nacido los unos para los otros, edúcalos o padécelos”.Marco Aurelio (121-180)

En la increíble penumbra, bien iluminada de la dirección de una secundaria pública:
Bienvenido ingeniero, pase por favor. ¿Cómo ha estado? Muy bien, a Dios gracias. ¿Le puedo robar un minuto, maestra? Claro, ¡Ah! Que bonitas le quedaron las invitaciones del baile de graduación. A los muchachos les van a encantar, y los papás van a estar orgullosos porque el evento seráde mucho caché, bueno, aunque será aquí en la explanada cívica. Sí que bien, le agradezco que le gusten, mi interés es que sea de su agrado nuestro trabajo, y con esto queda completado el pedido que nos hizo. todos los graduandos de esta generación? Están muuuuy bonitos, pero, mire, ¿cómo le diré? Esteee, mmmh . . . Con confianza, nos conocemos, ¿los encargó a otra empresa? ¡No! claro que no,¿cómo cree Ud.? lo que pasa, es que los muchachos quieren que contratemos al grupo “Pasión grupera”, y con lo de la cena, los mariachis, lo de la iglesia, el descorche, de sodas claro, pues, el presupuesto que manejamos con los papás, pues, ya no alcanza para los reconocimientos. Oiga, entonces no recibió el fax con la cotización que le enviamos, el costo individual es de $6.95 + IVA, y estánpersonalizados, a tres tintas, y con acabado metálico en la tipografía, además. . . Por cierto, ¿qué ha pensado sobre las muestras de los reconocimientos, para

-

Sí, sí, su trabajo es magnifico, pero en realidad, no tenemos un espacio en el programa para entregarlos de manera individual; y si los entregamos fuera del protocolo, a los papás no les va a interesar guardar un papel de recuerdo, soloquieren venir a la fiesta y pasarla bien, y yo, créamelo, no quiero que se incomoden conmigo. Llanto interior, no por el pedido perdido; por la tragedia de la falta de valor que

le merece a un padre de familia el reconocimiento de la dimensión que tiene en su hijo la educación que recibe y la confunde con el alegre y fugaz momento dorado del festín popular. Llanto, llanto por la directora queocupada, cual si fuera agencia de administración de eventos, se pierde en el confeti y el pitorreo de lo que debiera ser un momento de reflexión y análisis tanto para alumnos, como para padres y educadores: el glorioso momento de la culminación de una etapa escolar. ¿Cuándo perdimos la esencia del valor de una graduación? ¿Cuándo los directivos escolares dejaron de hacer su función rectora del avanceacadémico para transformarla a la de simples y llanos recaudadores monetarios? ¿Hasta cuándo dejará de oler a corrupción en las escuelas? ¿Hasta cuándo el magisterio, individualmente, disfrutará su trabajo como una misión de vida, realmente importante? ¿Hasta cuándo seremos consientes de la realidad de nuestro entorno? ¿Hasta cuándo tendremos una máscara para ocultar nuestra realidad educativa? Nosé todas las respuestas, pero vivencias constantes y rutinarias, como la anterior, y aún peores, hicieron que un ingeniero químico, dedicado a la industria gráfica y a la comercialización de artículos escolares, decidiera hacer un giro en su vida, (*) quizás tardío, no lo sé; y calculando los recursos económicos necesarios para hacer frente a las muchas incongruencias que también existen en laindustria relacionada con la química; concluimos que difícilmente lograríamos hacer un
(*) Algo similar se anticipa en Ganem Alarcón; “ESCUELAS QUE MATAN”; pág. 18; Edimich Interwriters, México; 2002.

impacto real en ese medio, pero sí iniciábamos una escuela, una escuela donde tuviésemos bien presentes, todas y cada una, de las anomalías que vimos y vivimos en carne propia; conociendo a...
tracking img