La maternidad como negocio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1147 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Rodulfo González

LA MATERNIDAD COMO NEGOCIO

Las adopciones internacionales por vía legal o fraudulenta se han convertido en Latinoamérica en un rentable negocio. Así se deduce de un despacho de la agencia noticiosa Fempress en el que se explica que “El viente de las mujeres pobres hoy es revalorizado, porque produce bebés para los países del primer mundo”. La información periodística,tomada de una investigación realizada por Rosa María Ortiz, Benno Glauser y Esther Prieto, revela que en el Paraguay, “la falta de una legislación adecuada y la corrupción generalizada hacen que cada bebé deje una ganancia que va de los 15 a los 20 mil dólares”. Agrega que por vía directa o a través de intermediarios los vientres o los bebés de las mujeres son comprados bajo distintos métodos quevan del rapto o secuestro, amenaza, engaño o compra directa.
-El procedimiento más frecuente de las y los intermediarias/os –explica Fempress- es ir ‘a la caza’ de embarazadas o madres con hijos o hijas de escasos meses. Van así a centros de salud donde acuden personas de escasos recursos económicos o insolventes. Las mujeres son prácticamente acosadas para que vendan a sus hijas o hijos–nacidos o por nacer- a un precio relativamente modesto, pero indispensable para su condición de sobrevivencia. Pagos de gastos de parto en hospital, ayuda a algún otro hijo o familiar enfermo o promesa paradisíaca para sus hijos por nacer, son los argumentos que desprenden a esos niños de sus mamás. Con el niño en su poder, estas personas consiguen de la jueza en lo titular la guarda provisoria del menory lo derivan a ‘casas de guarda’ convertidas en verdaderos almacenes de niños. Disponiendo de una reserva de niños, las y los abogadas/os controlan la fluctuación de oferta y demanda, asegurándose, de esta forma, la ‘rentabilidad’ de los menores.
En cuanto a las adopciones internacionales posteriores, el 95%, según la agencia, “son para familias de Estados Unidos quienes. una vez avisadas porlas o los abogados adopcionistas que el bebé ya ha sido conseguido, vienen al Paraguay, se alojan en hoteles que cuentan con infraestructura para el efecto, tales como baby sitters bilingües, atención médica, cunas, carritos, etc., quedando, a su vez, a merced de sus abogados o abogadas”. Las autoras de la investigación sospechan que muchas de estas criaturas pueden ser sacrificadas y sus órganosutilizados para salvar vidas de chicos del primer mundo.
En abril de 1998 la periodista Vanessa Davies trató en un reportaje publicado en El Nacional el tema de las adopciones internacionales en Venezuela y observó que las parejas escogen al bebé como si se tratara de un mercado donde adquieren los mejores productos. Refirió que fue una bebé venezolana (hija de Maribel Rondón) a quien unjuzgado cedió al matrimonio Yannikis (de nacionalidad suiza) en 1997, “el ser de carne y hueso que recordó a los ciudadanos de este país que hay chiquillos que son ‘exportados”. Entre 1995 y abril de 1998 el Instituto Nacional del Menor había entregado a parejas extranjeras 22 niños. “¿Cuántas veces – se preguntó Vanessa Davies- los pequeños salen al exterior y no se sabe cuál será su destino?”. Paraentonces,un
Manual conjunto de los Ministerios de Relaciones Exteriores y Familia
contemplaba el cumplimiento de 54 requisitos para este tipo de adopciones. En consecuencia, la Maternidad Concepción Palacios era vista “por ciertos padres sustitutos como una ‘carnicería’ donde ‘comprar carne de muchacho” para saltarse la legalidad.
Por el director de entonces del principal centro hospitalariomaternal de Caracas, doctor Carlos Cabrera, supo la periodista que muy a pesar de los controles impuestos, muchas de las madres al egresar de la maternidad rompían la tarjeta de nacimiento.
-La ‘madre’ que recibe al niño puede comprar el documento o conseguirlo con algún amigo. Un artilugio utilizado es ingresar con la cédula de otra mujer y dar direcciones falsas (dicen que viven en La...
tracking img