La mente holotropica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 374 (93324 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
menteLA MENTE HOLOTRÓPICA

con la colaboración de Hal Zina Bennett

Stanislav Grof

Los niveles de la conciencia humana

LA MENTE HOLOTRÓPICA

A Christina, a María -mi madrey a mi hermano Paul.

Título original: THE HOLOTROPIC MIND Traducción: David González Raga Diseño portada: Ana Pániker © 1992 by Stanislav Grof, M.D. © de la edición española: 1993 by Editorial Kairós, S.A.Primera edición: Marzo 1994 Segunda edición: Marzo 1999 ISBN: 84-7245-288-3 Dep. Legal: B-10.487/1999 Fotocomposición: Beluga y Mleka, s.c.p., Córcega, 267, 08008 Barcelona Impresión y encuadernación: Índice, Caspe, 118-120, 08013 Barcelona

Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este libro, ni la recopilación en un sistema informático, ni la transmisiónpor medios electrónicos, mecánicos, por fotocopias, por registro o por otros métodos, salvo de breves extractos a efectos de reseña, sin la autorización previa y por escrito del editor o el propietario del copyright.

AGRADECIMIENTOS
Este libro está basado en la experiencia, la observación y la comprensión acumulada a lo largo de treinta y cinco años de investigación sistemática sobre losestados no ordinarios de conciencia. Durante todo este tiempo he contado con la generosa colaboración y el apoyo inestimable de personas que han desempeñado un papel muy importante en mi vida personal y profesional. Quisiera aprovechar esta oportunidad para reconocer públicamentemi agradecimiento a algunos de ellos. Joseph Campbell, amigo y maestro durante tantos años, me enseñó la importancia de losmitos para la psicología, la religión y la vida humana en general. Su brillante inteligencia, su memoria enciclopédica y su sorprendente capacidad de síntesis creativa han contribuido a clarificar áreas del conocimiento que la ciencia, la religión y la filosofía ortodoxas no han alcanzado a comprender. Gregory Bateson, el pensador más original que he conocido, un «generalista» cuya menteinquisitiva buscó el conocimiento en las más diversas disciplinas y con quien tuve el privilegio de mantener un contacto casi cotidiano durante los últimos dos años y medio de su vida, cuando ambos éramos residentes en el Instituto Esalen, de Big Sur, California. Su incisiva crítica de los errores y de la inadecuación del paradigma newtoniano-cartesiano contribuyó a aumentar la confianza en mis propiosdescubrimientos, a menudo contrapuestos a las afir9

Agradecimientos maciones de la psiquiatría y la ciencia tradicional de Occidente. También debo agradecer el aliento y el apoyo de varios físicos a los que me une una estrecha amistad, que se han aventurade la nueva visión del mundo que está comenzando a ofrecernos la ciencia occidental. En este sentido, me siento especialmente

Agradecimientosdo al poder contar con la amistad personal de muchos de los pioneros de este nuevo abordaje psicológico. Estas personas tan especiales han sido durante muchos años una fuente de inspiración y aliento, tanto para mí como para mi esposa Christina

do a investigar las implicaciones filosóficas de la física cuánticorelativista y han contribuido significativamente a la construcción agradecido por laamistad y cooperación desinteresada de Fritjof Capra y también tengo en gran estima las enseñanzas que he recibido de Fred Wolf, Nick Herbert, David Peat y Saul-Paul Siraque, entre otros. Uno de los acontecimientos intelectuales más significativos de mi vida ha sido el descubrimiento de la holografía y del pensamiento holonómico científico, que proporciona un marco conceptual extraordinario paracomprender muchos de los descu-

y para muchos otros. Agradezco especialmente el papel que han desempeñado en nuestra vida Angeles Arrien, Michael y Sandy Harner, Jack y Liana Kornfield, John Perry, Ram Dass, Rick y Heather Tarnas, Frances Vaughan y Roger Walsh. Reservo mi más profunda afecto hacia los miembros de mi familia a quienes he dedicado este libro: mi madre María y mi hermano Paul...
tracking img