La misteriosa conquista del parecido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3259 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 6 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La misteriosa conquista del parecido
por E. H. Gombrich

El texto que sigue es la introducción que Ernest H. Gombrich escribió para el libro Tête à Tête: Portraits by Henri Cartier-Bresson (Little, Brown and Company, Boston-Nueva York-Londres, 1998).

En el ensayo, el autor de los clásicos Historia del arte y Arte e ilusión presenta de un modo simple y agudo una suerte de poética del retratofotográfico, tomando la obra de Cartier-Bresson como ejemplo acaso culminante del género.

Hay un misterio en la conquista del parecido en el retrato, en cualquier medio, ya sea que se piense en la escultura, en las artes gráficas, en la pintura o en la fotografía.

Un misterio, por no decir una paradoja, lo cual casi nunca es plenamente aceptado.(1) Después de todo, la impresión de loviviente suele identificarse con el movimiento.

¿Cómo es posible, entonces, que haya imágenes que nos dan la sensación de hallarnos cara a cara con una persona de carne y hueso, obras maestras del arte del retrato que perviven en nuestra imaginación, como la Mona Lisa de Leonardo, o el Caballero Sonriente de Frans Hals?

¿Por qué, entre aquellos retratos de los cuales conocemos la identidad de losretratados, se nos impone el Voltaire de Houdon y, en esta selección, la apabullante fotografía de Jean-Paul Sartre, tomada en 1946, que ha fijado para siempre, en muchos de nosotros, la imagen del adalid del existencialismo?

En realidad, aquí el misterio presenta todavía otra faceta porque, al fin y al cabo, no hay manera de saber si esos retratos realmente lograron un parecido convincente.¿Podríamos haber reconocido a la verdadera Mona Lisa por las calles de Florencia, gracias a nuestra familiaridad con su retrato? ¿Hubiéramos podido reconocer en una fiesta a Jean-Paul Sartre o a otros de los retratados por Cartier-Bresson?

Quizás haya sólo una cosa de la que podemos estar absolutamente seguros: y es que estos hombres y mujeres podrían habernos mostrado el mismo aspecto queregistran sus retratos sólo por un instante, fugaz y pasajero. Un segundo después, apenas hubieran virado la mirada, girado o inclinado la cabeza, alzado las cejas o entornado los párpados, arrugado el entrecejo o fruncido los labios, cada uno de estos movimientos hubiera afectado radicalmente su expresión.

Aunque el lenguaje puede describir algunos de los movimientos de los músculos faciales,nuestra sensibilidad ante la menor alteración excede en mucho el poder de las palabras. Cuando decimos que el rostro es "el espejo del alma", queremos decir que juzgamos intuitivamente el carácter de una persona por la expresión facial predominante. Por eso el Hamlet de Shakespeare queda atónito al descubrir que "uno puede sonreír, y volver a sonreír, y ser un villano".

Evidentemente ha olvidadoque hay muchas más clases de sonrisas de las que el lenguaje es capaz de describir cabalmente: la sonrisa de superioridad, la sonrisa irónica, la sonrisa de plenitud, la sonrisa de bienvenida; todas ellas con una significación precisa que depende de la configuración integral del rostro, y aún de la postura del cuerpo; a este respecto, el efecto de la interrelación de los músculos y de las faccionespodría compararse a la expresividad de la música, donde la variación de un semitono transforma la clave de mayor a menor, con el consiguiente cambio de clima.

En ambas instancias somos mucho menos conscientes de los cambios individuales que de la expresión "global" resultante. La corroboración más contundente del carácter global del parecido fisionómico son esas eficaces caricaturas en lascuales todos los rasgos que componen el rostro aparecen distorsionados, sin que ello afecte la semejanza del todo.

Ignoro si alguna vez Cartier-Bresson se abandonó a este juego perverso, pero sus dibujos en lápiz, crayon y pluma lo muestran como un ávido explorador de los variados paisajes del rostro humano. En tanto fotógrafo, está confinado en un medio que objetivamente registra e inmoviliza...
tracking img