La moral de los idealistas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1298 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La moral de los idealistas
En el primer capitulo Ingenieros comienza enunciando una frase demasiado bien aplicada: “Cuando pones la proa visionaria hacia una estrella y tiendes el ala hacia tal excelsitud inasible, afanoso de perfección y rebelde a la mediocridad, llevas en ti el resorte misterioso de un Ideal”. El autor describe a lo largo del capitulo; la importancia de tener un Idealperfectamente bien establecido para poder llegar a alcanzar una perfección especifica. Para conseguir el verdadero idealismo no es necesario tener un ejemplo a seguir, sino mas bien un ideal que según el autor es un gesto de espíritu hacia alguna perfección. La mediocridad podrá definirse como una ausencia de características personales que permiten distinguir al individuo en su sociedad. Lapersonalidad individual comienza en el punto preciso donde cada uno se diferencia de los demás. El hombre sin personalidad no es un modelo, sino una sombra.
Los filósofos del porvenir, dejaran todos los factores antiguos y bien figurados por la experiencia, la cual llevara a este a una mayor exactitud y la pondrán como fundamento de toda hipótesis legitima. El ideal no es un método muerto, sino unahipótesis perfectible. La evolución humana es un esfuerzo continuo del hombre por adaptarse a la naturaleza la cual evoluciona a la vez. El autor menciona una frase que dice: “Evolucionar es variar” en la cual se refiere a que el pensamiento humano varia incesantemente. Ingenieros nunca se refiere que un ideal sea una verdad, mas que nada se refiere a que un ideal es una creencia y una motivación queimpulsa al hombre en su conducta a luchar por lo que cree. Después de que la experiencia es una forma de llegar a un idealismo, aun mayor enuncia que el futuro se identifica con lo perfecto. Y los ideales por ser visiones anticipadas de lo venidero, influyen sobre la conducta y son el instrumento natural de todo progreso humano.
Seres desiguales no pueden pensar de igual manera. Siempre habráevidente contraste entre el servilismo y la dignidad, la torpeza y el genio, la hipocresía y la virtud. La imaginación dará a unos el impulso original hacia lo perfecto; la imitación organizará en otros los hábitos colectivos. Siempre habrá, por fuerza, idealistas y mediocre. El perfeccionamiento humano se efectúa con ritmo diverso en las sociedades y en los individuos. Los más poseen una experienciasumisa al pasado: rutinas, prejuicios, domesticidades. Pocos elegidos varían, avanzando sobre el porvenir; al revés de Anteo, que tocando el suelo cobraba alientos nuevos, los toman clavando sus pupilas en las constelaciones lejanas y de apariencia inaccesible. Esos hombres, predispuestos a emanciparse de su rebaño, buscando alguna perfección más allá de lo actual, son los "idealistas". La unidaddel género no depende del contenido intrínseco de sus ideales sino de su temperamento: se es idealista persiguiendo las quimeras más contradictorias, siempre que ellas impliquen un sincero afán de enaltecimiento.
Sin ideales sería inconcebible el progreso. El culto del "hombre práctico", limitado a las contingencias del presente, importa un renunciar a toda imperfección. El hábito organiza larutina y nada crea hacia el porvenir; sólo de los imaginativos espera la ciencia sus hipótesis, el arte su vuelo, la moral sus ejemplos, la historia sus páginas luminos
Por eso todo idealista es una viviente afirmación del individualismo, aunque persiga una quimera social; puede vivir para los demás, nunca de los demás. Su independencia es una reacción hostil a todos los dogmáticos. Concibiéndoseincesantemente perfectibles, los temperamentos idealistas quieren decir en todos los momentos de su vida, como Don Quijote: "yo sé quién soy". Viven animados de ese afán afirmativo. En sus ideales cifran su ventura suprema y su perpetua desdicha. En ellos caldean la pasión. que anima su fe; esta, al estrellarse contra la realidad social, puede parecer desprecio, aislamiento, misantropía: la clásica...
tracking img