La Moral Sexual Cultural y La Nerviosidad Moderna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 31 (7650 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 1 de agosto de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La moral sexual «cultural» y la nerviosidad moderna (1908)

(Die "kulturelle" Sexualmoral und die moderne Nervosität)

Sigmund Freud

En su Sexualethik {Etica sexual} (1907), Von Ehrenfels se explaya en la indagación de la moral sexual «natural» y la «cultural». Por la primera ha de entenderse aquella bajo cuyo imperio un linaje humano puede conservarse duraderamente en estado de salud yaptitud vital; y por la segunda, aquella cuya observancia más bien acicatea a los seres humanos para un trabajo cultural intenso y productivo. Esta oposición se ilustrará mejor contraponiendo el patrimonio constitutivo al patrimonio cultural de un pueblo. Para un mejor estudio de esta importante argumentación remito a la obra de Von Ehrenfels; en las páginas siguientes me ceñiré a destacar lo quenecesito a los fines de enhebrar mi propia contribución.

Cabe conjeturar que bajo el imperio de una moral sexual cultural lleguen a sufrir menoscabo tanto la salud como la aptitud vital de los individuos, y que a la postre el daño inferido a estos últimos por el sacrificio que se les impone alcance un grado tan alto que por este rodeo corra peligro también la meta cultural última. Y, en efecto,Von Ehrenfels pesquisa en la moral sexual dominante en nuestra sociedad occidental de hoy una serie de perjuicios que se ve precisado a imputarle, y aun reconociéndole plenamente su notable idoneidad para promover la cultura, llega a pronunciar sobre ella un juicio adverso y a considerarla necesitada de reforma. Afirma que son características suyas trasferir a la vida sexual del varón requisitosque son propios de la mujer, así como prohibir todo comercio sexual fuera del matrimonio monogámico. Sin embargo, el miramiento por la natural diversidad de los sexos -prosigue- hace que las faltas del varón sean penadas con menor rigor, y así de hecho se le consiente una moral doble. Ahora bien, una sociedad que admite esa doble moral no puede pasar de una cierta medida, muy limitada, en materia de«amor a la verdad, honradez y humanidad» (Von Ehrenfels), no puede menos que inducir a sus miembros a ocultar la verdad, a embellecer falazmente las cosas, a engañarse a sí mismos y a los demás. Aún más dañina -prosigue Von Ehrenfels- es la moral sexual cultural en otro de sus efectos: el endiosamiento de la monogamia paraliza el factor de la selección viril, el único a través del cual podríaobtenerse un mejoramiento de la constitución {heredada}, puesto que en los pueblos de cultura la selección vital es rebajada a un mínimo por obra de consideraciones humanitarias y de higiene.

*

Ahora bien, entre los perjuicios que Von Ehrenfels imputa a la moral sexual cultural, el médico echa de menos uno cuyo valor me propongo elucidar aquí en detalle. Me refiero a la nerviosidad {Nervosität}moderna, o sea, la que se difunde con rapidez en la sociedad de nuestros días y cuya promoción es reconducible a aquella moral. En ocasiones, algún enfermo de los nervios {nervös Kranker} llama él mismo la atención de su médico sobre la oposición pertinente en el proceso causal de su padecimiento, manifestando: «En nuestra familia hemos enfermado todos de los nervios porque queríamos ser algomejor de lo que nos consentía nuestro origen». También, harto a menudo es motivo de reflexión para el médico observar que la nerviosidad aqueja justamente a los descendientes de padres que, oriundos de condiciones de vida campesinas, simples y sanas, criados en familias toscas pero vigorosas, llegan en tren de conquistadores a la gran ciudad y hacen que sus hijos en breve lapso se eleven hasta unnivel cultural alto. Pero sobre todo los propios neurólogos han proclamado expresamente el nexo entre la «nerviosidad creciente» y la vida cultural moderna. Algunos extractos de las manifestaciones de destacados observadores mostrarán dónde buscan ellos los fundamentos de tal relación.

W. Erb (1893): «La pregunta originariamente planteada es, pues, si las causas de la nerviosidad que les fueron...
tracking img