La muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La muerte. ¿ Acaso no es lo que más nos preocupa como seres humanos, como seres mortales? En “La enfermedad y sus metáforas” de Susan Sontag, se expone al cáncer como sinónimo de muerte, y a éstacomo algo malo, terrible. Pero ¿porqué existe esa idea de la muerte? ¿Quién sabe lo que realmente esta es? ¿No será acaso esta la forma que tiene la naturaleza para aliviarnos de los males ypreocupaciones que nos afligen?

El temor a la muerte reincide en que es la única etapa en la vida de la cual no poseemos el control, donde no sabemos que es lo que hay después de ella y en la que ni siquierapodemos imaginar lo que se siente no ser nada. La muerte implica un cambio de vida o de estado y muchas personas le tienen temor a este cambio, por que ¿quién sabe lo que sucede al morir? La mayoríade las religiones, si no es que todas, intentan explicar qué es lo que pasa cuando dejamos este mundo, pero no hay pruebas físicas que sustenten estas explicaciones.

La gente teme morir, sobre todomorir después de una larga y agónica enfermedad, por ejemplo el cáncer. Ya sea por no querer dejar esta vida o por la incertidumbre de la existencia de algo más allá de ella. Y es normal: nadie sabecon certeza qué ocurre al fallecer. Sin embargo, con la muerte se acaban todos los sufrimientos terrenales, incluidos los provocados por las enfermedades. Al abandonar este mundo, dejamos tambiéntodas nuestras carencias, nuestras penas, nuestros dolores. ¿No es esto lo que todo enfermo desea? ¿Entonces porqué existe el pavor a lo que no es sino una etapa más en el ciclo de la vida? La respuestaes la siguiente: el hombre le teme a lo desconocido, y no hay cosa más misteriosa y absoluta que la muerte. Pensar que con ella termina todo el dolor terrenal puede ayudar a hacerla más llevadera nosólo a los enfermos y sus familiares, sino a todos los seres humanos puesto que nadie está exento al silogismo de “Todos los hombres son mortales”. Y aunque con el fin de la vida llega también el fin...
tracking img