La mujer como individuo protagonista en una historia de amor como otra cualquiera de lucía etxebarría

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2576 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mujer como individuo protagonista en Una historia de amor como otra cualquiera de Lucía Etxebarría
En la narrativa de Etxebarría, la mujer se convierte en el eje principal de sus historias. Cada una de ellas intenta buscar la felicidad de acuerdo a su condición y a su entorno. Con su espacio propio y de diferentes maneras, todas llegan a esa catarsis que las libera de una cantidad deoposiciones por parte de una sociedad que continúa obstaculizando su existencia como individuo. El propósito de este ensayo será el de ilustrar la importancia de que sea la mujer la protagonista en el mundo literario de Etxebarría. La asociación de la literatura de esta autora con algunas teorías feministas, su aportación a la literatura contemporánea escrita por mujeres acerca de mujeres y su relacióncon su entorno social y cultural serán algunas de las razones analizadas. Para llevar a cabo este objetivo tomaré como base la primera historia de los relatos cortos del libro Una historia de amor como otra cualquiera y como referencia algunos estudios críticos de su obra. Una historia de amor como otra cualquiera es el conjunto de relatos protagonizados por mujeres de diferente clase y condiciónsocial que configuran un acertado retrato de la mujer española actual. Todos ellos forman un grupo variado pero marcadamente femenino que aborda la figura de la mujer desde facetas poco analizadas anteriormente. En la historia siguiente se comprobarán las razones antes mencionadas que explican el objetivo de Etxebarría de emplear a la mujer como única protagonista. La primera historia, que llevael mismo nombre del libro, es narrada en primera persona por una mujer casada que sin nombre (al no tener uno, universaliza aún más la narración) cuenta su desgarradora historia. La protagonista empieza culpándose por algo grave que le ha pasado a su hija. Ese es el hilo conductor que lleva al lector a profundizar en la vida de esta mujer, que sirve como ejemplo de muchas que viven una vida llenade abusos, basada en el qué dirán. En esta historia están presentes dos recursos relacionados con el narrador en primera persona que J. Senís Fernández le atribuye a la obra de Etxebarría: ‘la rememoración del pasado y la opinión directa” (Senís Fernández N.). Las dos sirven para poner de manifiesto diversos problemas de la mujer española contemporánea: la educación, los roles impuestos, latendencia a etiquetar, el fanatismo y las dificultades en el mundo laboral.
K. Carrillo Zeiter afirma que “la narración retrospectiva es una de las características narratológicas de Etxebarría” (Carrillo Zeiter 43). Precisamente, las crisis de la protagonista en esta historia analizada se manifiesta como el resultado de una infancia y una juventud infelices. De algún modo su vida es unpronunciamiento contra expectativas sociales y familiares respecto a ella como mujer. Así lo describe la narradora protagonista de Una historia de amor como otra cualquiera:
En mi casa, en la de mis padres, digo, estaban obsesionados con el qué
dirán. Valíamos en tanto los demás dijesen que valíamos, y la opinión ajena
acababa por ser más importante que la nuestra propia (10).
Hartavivía yo de sentirme como si estuviera todo el día representando una
función ante un público muy educado que jamás aplaudía (13).
La narradora, adopta como propio el modelo de vida “tradicional” –ama de casa y madre-, aunque infeliz desde el primer momento a causa de una relación conyugal casi inexistente, se adapta a llevar esa vida llena de desprecio y de abusos por parte de su esposo, sólopor guardar las apariencias ante una sociedad y una familia que siempre esperan que cumpla con ésas expectativas supuestamente “correctas” que promueven una doble moral.
Yo me callaba y fingía, y me decía a mi misma que ojos que no ven corazón que no siente, y de esa manera crecí de golpe y porrazo, que a los dieciocho años y con una criatura ya sabía yo que el matrimonio no era ni de...
tracking img