La mujer con el arete de perla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (654 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una de las particularidades más notables del filme tiene que ver con la dirección de fotografía de Eduardo Serra, cinematografista que compone una serie de encuadres auténticamente vermeerianos. Lacámara se introduce por las habitaciones, donde una delicada luz penetra por las ventanas, alterando la oscuridad del recinto. La trama argumental no escapa de las variables típicamente melodramáticas,imposibles de eludir allí donde hay seres de carne y hueso. La esposa obsesionada, la pequeña hija acechando en los pasillos y la suegra ejerciendo su tarea de administradora familiar, configuran laconsabida y eterna comedia humana. Y no dejemos de observar al mismo pintor Vermeer, que usa y se deja usar en la dura tarea de vivir para y por su oficio.
Una fina sensibilidad pictórica impregnatodo el filme, mientras avanzan los pequeños sucesos cotidianos. El taller del pintor Vermeer se va configurando como un espacio de coordenadas sensoriales. Allí, en la afanada preparación de colores,matices y texturas, el director Webber convierte el simple detalle de colocar un aro en la oreja sangrante de una muchacha en un acto de posesión erótica. Todo esto sin el menor énfasis verbal, másbien eludiendo cualquier explicación convencional. Estamos ante una película de extrañas resonancias, donde se funden realidad y ficción (nadie puede comprobar la veracidad de lo narrado), mientras lapintura de Vermeer triunfa sobre el tiempo.
Tanto el director Peter Webber como el director de fotografía Eduardo Serra y la dirección de arte, se arriesgan por una propuesta de crear una atmósferaespecial, mágica, basada en la verdad de la obra del pintor y en la Holanda del siglo S.XVII, tanto en el profundo desarrollo de sus personajes, en el preciosismo de las formas y profundidad del fondo,y en la sutil recreación de un posible origen de una de las mayores obras de arte.
La fotografía es genial, pues cada escena parece una pintura, como que las obras de Vermeer tomaron vida en...
tracking img