La mujer dormida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 366 (91486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUJER DORMIDA DEBE DAR A LUZ

EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

[pic]

AYOCUAN

Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más.

[pic]
LECTORES EN MOVIMIENTO
-DIFUSIÓN SIN FRONTERAS-

LA MUJER DORMIDA DEBE DAR A LUZ
©1968. Ayocuan
©1968. Editorial Jus, S.A. de C.V.
Plazade Abasolo N° 14
Col. Guerrero, 06300, México D.F.
Tel. 526 0616, fax: 529 1444
ISBN: 968-423-002-8
Décima octava edición
Reservados todos los derechos
Impreso en México / Printed in México

Una cultura nace cuando un alma grande despierta de su estado primario y se desprende del eterno infantilismo humano; cuando una forma surge de lo informe; cuando algo limitado y efímero emerge delo ilimitado y perdurable. Florece entonces sobre el suelo de una comarca, a la cual permanece adherida como una planta. Una cultura muere, cuando esa alma ha realizado la suma de sus posibilidades, en forma de pueblos, lenguas, dogmas, artes, Estados, ciencias, y torna a sumergirse en la espiritualidad primitiva. Pero su existencia vivaz, esa serie de grandes épocas, cuyo riguroso diseño señalael progresivo cumplimiento de su destino, es una lucha íntima, profunda, apasionada, por afirmar la idea contra las potencias del caos en lo exterior y contra la inconsciencia interior a donde han ido éstas a refugiarse coléricas.

OSWALD SPENGLER La decadencia de Occidente

Esta ligazón fundamental del Mundo pensante no nos es sensible inmediatamente. Partículas ahogadas entre otraspartículas, vivimos habitualmente sin tomar consciencia de lo que debe representar, vista en su conjunto, la masa de consciencia de la que formamos parte. Como una célula que no viera más que otras células en el cuerpo al que pertenecen. Y, sin embargo, el cuerpo existe más que los elementos de los que se compone. En verdad, no podemos alcanzar ningún progreso decisivo en nuestras concepciones del mundoanimado mientras que, permaneciendo en la escala "celular" no sepamos emerger por encima de los seres vivos para ver la Vida, por encima de los Hombres para descubrir la humanidad: no esta Humanidad abstracta y languideciente de que nos hablan los filántropos, sino la realidad física, poderosa, en la que se bañan y se influencian todos los pensamientos individuales hasta formar, por sumultiplicidad, un solo Espíritu de la Tierra.

PlERRE TEILHARD DE CHARDIN La energía humana
Capítulo Primero
EN LA CIUDAD UNIVERSITARIA

1 Ante el Mural de la Ciencia

a) Generación fundadora de la Ciudad Universitaria

En cuanto tuve conocimiento de que me tocaría en suerte formar parte de lageneración fundadora de la Ciudad Universitaria —edificada al sur de la ciudad de México— comencé a desear que el tiempo transcurriese más rápidamente con objeto de poder asistir a clases lo más pronto posible. Meses antes al inicio de éstas, acostumbraba ya ir por lo menos dos veces a la semana a recorrer lentamente los distintos lugares de la aún desértica Ciudad Universitaria: el artístico eimponente estadio deportivo, la enorme explanada central frente a la Torre de la Rectoría, las bellas albercas, los originales frontones y el majestuoso conjunto de los diferentes edificios.
Todo ello me causaba una viva impresión, me hacía sentir en el centro de un corazón nuevo y vigoroso, que muy pronto empezaría a bombear una sangre más rica en pureza y energía a todo el país, o lo que es lomismo, juventudes más preparadas, forjadas en condiciones de estudio superiores a las de las anteriores, merced a mejores instalaciones técnicas y deportivas, ubicadas en un lugar ideal cuyo solo ambiente era un estímulo a un mayor aprovechamiento en los estudios.
Así, pues, cuando en aquel día de marzo del año de 1954, Ciudad Universitaria inició sus labores, y yo —ya en mi calidad de...
tracking img