La mujer en la publicidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mujer en la publicidad: Mercado de mujeres

Actualmente, nuestro mundo moderno reinado por el capitalismo nos ofrece un amplio universo de productos; los hay para todas las necesidades, desde lomás básico hasta lo más superficial. Sin duda, este universo de productos es dominado por la mercancía para la mujer. Se impone la cultura del bello sexo, que comenzó desde el siglo XIX, y que ahora,en nuestro siglo XXI parece estar en su clímax.

Tenemos ya, ideales estéticos femeninos, estereotipos de la belleza; y tenemos también infinidad de productos y cosas para lograr esta bellezaideal. El mercado del cuerpo cada vez cobra mayor peso, no solo tenemos mercancía para la mujer, si no que la mujer se ha vuelto ya una mercancía.

Lipovetsky, en La tercera mujer, nos muestraclaramente esta concepción del mercado del cuerpo, el cuerpo femenino se ha emancipado con holgura de sus antiguas servidumbres, ya sean sexuales, procreadoras o vestimentarias; por otro, lo vemossometido a presiones estéticas más regulares, mas imperativas, mas ansiógenas que en el pasado, nos afirma la autora. Es decir, el cuerpo femenino ha alcanzado ya un lugar importante en nuestrasociedad, ahora más que nunca la belleza femenina se considera como algo importante no sólo para la vida privada de los hombres y de las mujeres, sino también para el propio funcionamiento del orden social,nos asegura Lipovetsky. Según la autora el culto a la belleza a sufrido una evolución, ya no es solo para lograr una autonomía en la mujer, sino para alcanzar las más altas esferas del poder.Asignadas a los roles estéticos, se empuja a las mujeres a demostrar su poder en otra parte que no sean las organizaciones, a privilegiar el poder-seducción antes que el poder agonístico nos recalca laautora; la belleza femenina funciona ahora como una máquina política.

En base a esto, podemos afirmar, sin lugar a dudas, que la belleza femenina está sobreexplotada. Las calles están saturadas de...
tracking img