La mujer en la tragedia griega

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2697 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mujer en la tragedia griega
Lic. Silvia De Alejandro*
silviadea@ddnet.com.ar

Clitemnestra aguarda la llegada de su esposo, el rey Agamenón, que lideró la expedición griega contra Troya. Después de diez años, él regresa victorioso. Trae consigo como concubina a una joven esclava, Casandra, princesa troyana y adivina. Clitemnestra lo recibe con palabras de alegría, pero sus halagos sóloencubren la celada que lo conducirá al baño en el que ella con un hacha de doble filo le dará muerte. Se presentará luego ante el pueblo para jactarse de lo que ella considera una venganza por la muerte de su hija Ifigenia.

No sentiré vergüenza de decir lo contrario de lo que he dicho antes según era oportuno, pues, al andar tramando acciones hostiles contra unos enemigos que tienenapariencias de se amigos, ¿cómo se le podría tender una trampa con mayor altura que la medida de su salto? Sí, Con el tiempo acabó por llegarme este combate que yo tenía meditado de antiguo, debido a una vieja querella.
Aquí estoy de pie, donde yo he herido, junto a lo que ya está realizado. Lo hice de modo –no voy a negarlo- que no pudiera evitar la muerte o defenderse. Lo envolví en una redinextricable, como para peces: un suntuoso manto pérfido. Dos veces lo herí, y con dos gemidos dobló sus rodillas. Una vez caído, le di el tercer golpe, como ofrenda de gracias al Zeus subterráneo salvador de los muertos. De esta manera, una vez caído, fue perdiendo el calor de su corazón y exhalando en su aliento con ímpetu la sangre al brotar del degüello. Me salpicaron las negras gotas del sangrientorocío, y no me puse menos alegre que la sementera del trigo cuando empieza a brotar con la lluvia que Zeus concede.
Asís están las cosas, venerable asamblea de argivos aquí presente. Podéis alegraros, si esto os causa alegría, que yo me glorío. Si estuviera bien, y se pudieran hacer libaciones por un cadáver, aquí sería justo, más que justo, en verdad. ¡Tan graves son los malditos crímenes deque este en casa llenó la crátera que él personalmente ha apurado al volver!
Esquilo, Agamenón, vv. 1372-99

Polinices y Etéocles, hermanos de Antígona, se han dado muerte el uno al otro en un combate a las puertas de Tebas. Creón, su tío, que ha ocupado el trono vacante, decreta que Polinices no reciba sepultura por haber traído contra su patria un ejército enemigo y dispone la muerte a todoaquel que quebrante sus órdenes. Aun cuando sabe que se expone a la muerte, Antígona desoye el bando real y da sepultura al cadáver de su hermano. Tras ser apresada, antes de ser conducido a la muerte, hace un fuerte alegato de su desobediencia: las leyes de la familia están por encima de la ley del Estado.

No fue Zeus el que los ha mandado publicar, ni la Justicia que vive con los diosesde abajo la que fijó tales leyes para los hombres. No pensaba que tus proclamas tuvieran tanto poder como para que un mortal pudiera transgredir las leyes no escritas e inquebrantables de los dioses. Éstas no son de hoy ni de ayer, sino de siempre, y nadie sabe de dónde surgieron. No iba yo a obtener castigo por ellas de parte de los dioses por miedo a la intención de hombre alguno.
Sabía queiba a morir, ¿cómo no?, aun cuando tú no lo hubieras hecho pregonar. Y si muero antes de tiempo, yo lo llamo ganancia. Porque quien, como yo, viva entre desgracias sin cuento, ¿cómo no va a obtener provecho al morir? Así que no me supone pesar alcanzar este destino. Por el contrario, si hubiera consentido que el cadáver del que ha nacido de mi madre estuviera insepulto, entonces sí sentiría pesar.Ahora, en cambio, no me aflijo. Y si te parezco estar haciendo locuras, puede ser que ante un loco me vea culpable de una locura.
Sófocles, Antígona, vv. 449-471.

Medea, enamorada de Jasón, un extranjero que se presenta en su reino en busca del vellocino de oro, ha traicionado a su padre para ayudarlo y ha asesinado a su propio hermano para demorar a sus perseguidores y poder escapar con...
tracking img