La mujer, ese animal que vive esa cosa malsana que es el amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1211 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUJER, ESE ANIMAL QUE VIVE

ESA COSA MALSANA QUE ES EL AMOR

Visiones acerca de la mujer y del amor en Charles Baudelaire

Por: Franco Esteban Gómez

Hablar de la mujer y del amor es siempre controversial, más aún si lo que se quiere es interpretar la visión subjetiva de un autor, en este caso de Charles Baudelaire, el poeta francés que más ha influido en la poesía moderna, pero mepermito hacerlo en la medida de que sus opiniones, a mi entender, todavía podrían tener vigencia, sobre todo en esta sociedad plagada de artificialidad y carente completamente de ideales espirituales, aunque debo aclarar que esto es simplemente un esfuerzo de interpretación mía y como tal puede estar sujeto a discusiones como también a rectificaciones.

Dice Baudelaire en “Mi corazón al desnudo”(pág. 71) acerca de la mujer:

“La mujer es lo contrario del dandi.
Por lo tanto debe provocar horror.
La mujer tiene hambre y quiere comer.
Tiene sed y quiere beber.
Está en celo y quiere ser poseída.
¡Gran mérito!
La mujer es natural, es decir, abominable.
También es siempre vulgar, es decir, lo contrario
del dandi”.[1]

Vayamos por partes, queera primeramente el dandi para Baudelaire, El dandi era el ideal supremo de vida para este autor, alguien que había traspasado las barrearas de lo vulgar y se había elevado hacia un plano de absoluta originalidad y refinamiento, tanto en el plano externo (físico) como en el interno (espiritual), en el plano externo su misión era construirse a sí mismo de una manera artística, es decir, con unexceso de artificialidad en sus maneras de vestir y arreglarse, y en el plano interno, con un exaltamiento exacerbado de su yo y de sí mismo lo que llevaría a un desprecio lúcido por la realidad y las formas vulgares, y un acercamiento a ideales estoicos y de épocas pasadas: “El dandi debe aspirar a ser sublime sin interrupción, debe dormir y vivir ante un espejo”, nos dice en sus “Diarios íntimos”(pág. 72) pero este aparente esfuerzo por ser narcisista, por ubicarse de manera indiferente y distante frente al mundo, sobre todo en el plano moral –nos dice el poeta– purifica y disciplina el espíritu y confiere un porte noble, aristocrático, es por esto que Baudelaire se sentía parte de una aristocracia espiritual en donde los valores mundanos son despreciados y lucha por la purificación delalma de los llamados de la carne es casi una religión.

Es, entonces, comprensible porque Baudelaire consideraba a las mujeres como contrarias a esta idea, no es que ellas no se esmerasen en ser artificiosas, en adornarse externamente de manera refinada, es más Francia tiene una larga tradición instauradora de modas, sobre todo en esta época (siglo XIX) una de las más artificiosas que hubo,pero este esfuerzo por ser artificiosas, por refinarse externamente no va de la mano con una búsqueda de un refinamiento interior, de purificación del alma; la mujer, dice el poeta: “tiene hambre y quiere comer, tiene sed y quiere beber, está en celo y quiere ser poseída,”, es decir, la mujer tiene instintos, como todos, pero estos instintos exigen su rápida e inmediata satisfacción, y estola convierte para los ojos espirituales de Baudelaire en un ser “natural”, “animal”, un ser cuya única misión es satisfacer a toda costa esos instintos, un ser que todavía no sabe “separar el alma del cuerpo”, como lo dice también en otro de sus escritos, “simplista” y que, seguramente sería así, “porque no tendría más que cuerpo” (Diarios íntimos. pág. 106).

Por eso es “abominable”“vulgar”, es decir, lo contrario de lo que era su modelo de perfección: el dandy

Dice también Baudelaire en “Cohetes” (pág. 15), acerca del amor:

“El amor es el gusto por la prostitución.
No hay siquiera un placer noble que no
Pueda ser vinculado a la prostitución”. [2]

La prostitución para Baudelaire era un tema vedado, sentía horror, pero a la vez le atraía, recordemos que una de...
tracking img