La mujer espartana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1028 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las mujeres espartanas
Las mujeres espartanas, desde muy jóvenes ejercitaban sus cuerpos en correr, luchar, lanzar el disco y tirar con arco. Con la intención de que de unas mujeres fuertes y robustas nacieran hijos fuertes y vigorosos y además para que pudieran aguantar mejor los partos. Con la intención de que no perdieran con estos ejercicios su lado más femenino, también danzaban y cantaban.Las espartanas eran las únicas en Grecia que vestían un peplo arcaico sin coser por los costados. Las espartanas enseñaban las piernas al caminar, algo vergonzoso para los atenienses de aquella época. Sin embargo, para los espartanos no lo era. De hecho, las mujeres espartanas, al igual que ellos, acostumbraban a realizar sus ejercicios de gimnasia desnudas o semidesnudas sin que esto supusieraninguna vergüenza por parte de nadie. Simplemente era una costumbre más.
Las competiciones deportivas eran mixtas y se dice que ningún espartano se avergonzó nunca de ser vencido por una mujer. La espartana fue la única mujer en toda Grecia que tenía permitido el acceso a los torneos.
A la edad de 15 años, las jóvenes se emancipaban de su hogar paterno, recibían unas tierras de sus padres, perono oficializaban su matrimonio normalmente hasta 10 años después. La ceremonia del matrimonio era muy curiosa: la madrina de la joven le cortaba el pelo de raíz y la vestía con ropa y zapatos de hombre. La recostaba en un mullido de ramas, sola y sin luz. El hombre llegaba sobrio de comer en un banquete público. Se acostaba con ella en el lecho y al poco tiempo se retiraba a dormir con los demásjóvenes. Durante mucho tiempo, los recién casados tendrán encuentros con mucha precaución de que nadie los vea. Era trabajo de la mujer proporcionar estas oportunidades sin que nadie se diera cuenta. Había algunas parejas que tenían hijos antes de que el marido viese a su mujer a la luz del día, prácticamente. Según nos cuenta Licurgo, parece ser que este método tan particular evitaba que seperdiese el deseo además de ser un ejercicio de moderación. Una vez que se casaba, la mujer espartana se encargaba del gobierno de su casa pero sin quedar recluida en ella.
Plutarco nos cuenta en una de sus obras algunas pequeñas historias y anécdotas sobre las espartanas que nos pueden ayudar a comprender cómo eran estas mujeres.
Nos cuenta Plutarco que Gorgo, hija del rey Cleómenes y esposa delfamoso rey Leonidas, cuando una mujer de Atenas le preguntó:
¿Por qué vosotras, espartanas, sois las únicas que gobernáis a vuestros hombres?, ella le respondió: “Porque somos las únicas que alumbramos hombres”.
Con esta frase, Gorgo quería decir que sólo los espartanos eran hombres de verdad y que ellas tenían ese poder porque eran las que les habían dado la vida. Las espartanas se sentían dignas eindispensables de forma natural.
Ellas también se expresaban de una forma muy directa, muy concisa y en muchos casos con cierta ironía o humor.
Un extranjero llegó a la casa de Gorgo con su sirviente. Cuando ella vio que el sirviente le ataba los zapatos al griego, ésta le dijo a su padre: “Padre, el extranjero no tiene manos”.
En Esparta existían los ilotas, que eran los hombres y mujeres quese encargaban del cultivo de la tierra, de tejer la lana y de aquellas labores que no podían hacerlas los guerreros porque no tenían tiempo. Los espartanos, según la ley de Esparta, tenían la obligación de dedicarse totalmente al arte de la guerra, y las espartanas a sus tareas de organización del hogar y la educación de los hijos hasta los siete años. Pero no se dejaban llevar por el exceso decomodidades. Este exceso se consideraba dejadez, y la educación espartana estaba orientada hacia la superación de uno mismo.
El libro Puertas de Fuego de Steven Pressfield, aunque sus hechos históricos puede que no concuerden con la realidad, nos permite comprender algo mucho más profundo: el trasfondo humano, la realidad de los sentimientos de los espartanos y espartanas.
Un párrafo muy...
tracking img