La nao de chi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gonzalo hace un viaje a LAS FILIPINAS.
12 años habían pasado… el siglo 16, había concluido y era entonces que la Nueva España era muy ambiciosa y exitosa.
LAS FILIPINAS recibía embarcaciones de España cargada de productos Orientales, estos productos se repartían por toda la Nueva España para despues enviarlos al virreinato de PERÚ. El Puerto de Veracrúz recibía algunas de éstas cosas.
Gonzaloinicia una travesía por el Océano Pacífico y decide comenzar la Aventura.
Lo que llevaba: 6 mulas, 5 cargadas de libros y una para él.
Fue entonces que partió hacia Acapulco, donde abordaría el galéon. Después muchos kilometros antes de Cuernavaca decidieron acampar, pero Gonzalo recordó algo
Y es aquí donde la Nao de China comienza…
En Baja California, se estaba hablando de que la NAO DECHINA llegaría a Acapulco. De inmediato, la ciudad de México se albortó y alegro. La bendición se les dio a los viajeros en la Catedral.
Visitaron Cuernavaca, Taxco y Chilpancingo, Gonzalo se enteró que había mercaderes, algunos religiosos, empleados del gobierno virreinal, y hasta contrabandistas.
AQUI SE Supo que al galeón de Manila le decían la Nao de la China;

RAZÓN?
Porque muchas delas mercaderías que él transportaba de allá. Algunos galeones se construían en los puertos de
Zihuatanejo
La Navidad
Acapulco
Otros los hacían en los astilleros de los puertos filipinos de Manila y Cavite.
En torno a los viajeros crecían orquídeas colgantes, magueyes gigantescos, jugaban los colibríes, papagayos, mariposas y muchisimos mosquitos. De pronto un puntito blanco que fuecreciendo.
“Después de unos minutos resplandeció el velamen de la majestuosa nao; sus banderas desplegadas se agitaban en el aire húmedo y salado de la bahía. Se escucharon unos disparos de salva provenientes del galeón y, en seguida, como respuesta, el estruendo de bienvenida que le daba la batería del fuerte de San Diego. “

DEspués de un rato los viajeros se mezclaron con la gente que estaba ahí enel pueblo/playa.
Fueron a la plaza del pueblo, donde se encuentra la iglesia; llevaban la imagen del santo protector de la nao y entraron a la parroquia para el acto de acción de gracias.
Mientras … la vida en el galeón continuaba. Las mercaderías eran descargadas.
GONZALO Se dio cuenta de que se vestían diferente: uniformes militares, trajes de distintos colores y formas, sofocantes abrigoscon botones de oro, camisas y calzones de manta.
Pon en bullets cada cosita.
En la playa, los estibadores sacaron las delicadas porcelanas chinas y japonesas, las cuales venían cuidadosamente embaladas para evitar roturas. Y así fueron apareciendo vajillas de preciosos y delicados adornos, por las que se pagaba su peso en plata; muebles y biombos de finas maderas; sedas de distintas clases;mantones de Manila, chales, pañoletas, faldas, chalecos; telas suntuosas para adornos religiosos, como las de los altares de la Catedral de México; figurillas religiosas talladas en marfil; piezas de orfebrería, como la reja interior de la misma Catedral...
Gonzalo se maravilló y creyó en que esto era un Tesoro. El espectáculo siguió: piezas de cobre y filigrana esmaltada; perlas y rubíes, entreotras piedras preciosas de Oriente. Le llegó el aroma de las ricas y preciadas especias: pimienta, canela y ajo, entre otras.
Había mucho escándalo, pero aunque se hablaban muchas lenguas, todos entendían a la perfección DOS COSAS: oro y plata.
La fiesta se fue apagando mientras anochecía, se hicieron intercambios y los comerciantes se prepararon para seguir su rumbo… unos fueron a
Pátzcuaro,Guadalajara, Puebla, la ciudad de México, Veracruz y el Perú.
A veces las travesías se alargaban tanto que algunos marineros morían debido al hambre, las enfermedades y las tormentas. Y otros desertaban a su llegada. A menudo, los capitanes y los pilotos también desertaban, pero por otras razones; en tres o cuatro viajes acumulaban grandes riquezas y ya no querían navegar. A pesar de que la...
tracking img