La niebla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (367 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NIEBLA

Esa novela comienza cuando Augusto Pérez se dispone a salir a caminar un poco malhumorado por el hecho de desplegar su sombrilla, esperando a la primera persona que pase para así tomarsu dirección, de repente ve que pasan unos ojos cautivadores yendo este tras de ellos hasta que la muchacha de piel blanca y entra a un edificio quedándosele augusto viendo este ultimo atónito de labelleza de esta mujer comienza a investigar sobre la vida de la muchacha, descubriendo así que es una pianista de profesión, es huérfana, vive con sus tíos y se llama Eugenia. Para Augustoconquistarla le deja una carta con la vigilante del edificio, pero aunque la respuesta no es muy buena para este no se rinde fácilmente después de un pequeño con un canario Augusto conoce a los tíos de Eugenia,contándole a ellos que el pretende a su sobrina estos contentos de la noticia le comienzan a ayudar en la conquista de Augusto.
Augusto comienza a ponerse paranoico con Eugenia al punto de comenzarsea enamorar de todas las mujeres a las que ve, este llora, ríe, pareciendo todo un desquiciado, para esto busca ayuda en Víctor su amigo quien dando consejos lo único que hace s confundir mas aAugusto.
Después de su insistencia con Eugenia, esta decide casarse con Augusto dándole a este felicidad y goce. Pero solamente era una trampa de Eugenia dos días antes de la boda esta se va con su novioMauricio de viaje. Dejando a Augusto desbastado.
Augusto dentro de su inmensa tristeza va a hablar con Miguel de Unamuno quien después de una larga conversación le dice que el solamente es un ente deficción, que el es Dios de su vida y que muy prontamente va a acabar con ella.
Luego de su viaje Augusto le pide a su servidumbre que por favor le sirvan de comer y luego de esto le pidió a Domingoque se acostara en la cama de enseguida del señorito Augusto, Augusto se acostó entro en un profundo sueño, Cuando de repente quedo sentado gritando “Eugenia”, domingo acudió en su auxilio, pero lo...
tracking img