La noche de los feos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1004 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La noche de los feos (Versión femenina).

Ambos no somos completamente agraciados. Tenemos marcas de la adolescencia.

Tenemos nuestro lado lindo, aunque es inevitable dejar del lado las imperfecciones de cada uno, pero nadie llega a ese nivel ¿o si?

Él tiene ojos lindos, mirada confusa que no permite ver el brillo natural de si. Hay algo especial en nuestra unión, parece que tenemoslas suficientes cosas en común para estar predestinados.

Nos conocimos en un lugar insospechado, en la entrada del cine, haciendo cola para ver una película donde todo sea posible. Allí nos miramos por primera vez, yo solo respondí al gesto pero no supuse respuesta más clara. En la cola, surgía la invitación a relacionarnos, todos formados en parejas, tomados de la mano. Solo él y yo estábamosseparados.

Nos miramos con detenimiento, con curiosidad y paciencia. Al mirarme quise no mostrar mi ansia y el nerviosismo que se genero en mí. Tenia detalles graciosos que me llamaban la atención, pero nada que fuera grotesco.

Cuando entramos, nos sentamos en filas distintas, pero contiguas. Yo no podía mirarle, y eso lo volvía interesante, sabía que él si lo hacia. Solo esperaba el momentoen que se animara a hablarme, yo no me acercaría a él, podría pensar mal de mí.

Fue una larga espera hasta que termino la película de una historia de heroísmo. Fue agradable pero falto un compañero para disfrutarla. Quizá debí quitarme estos conflictos morales y acercármele. A veces me pregunto como serian las cosas si los cortejos fueran de las mujeres hacia los hombres, si la sociedadestuviera “diseñada” de esa manera.

Cuando salí de la sala, él estaba esperando a alguien, no pude animarme a mandar una señal, solo seguí caminando hasta el punto donde mi emoción fue elevada al verle caminando a la par de mi… por fin me hablo. No supe que decirle cuando lo mire de frente, mis palabras no salían y el cordial saludo que deseaba dar fue ahogado por la sorpresa que da el hecho de quese animara. Me invito a charlar y no me importaba el lugar, bien podría ser en ese mismo punto al estorbo de todos, era lo de menos. De pronto acepte ir a la confitería como el sugirió.

Como por arte de magia, el lugar que estaba lleno, nos dejo una pequeña mesa suficiente para el pretexto perfecto y sentarnos a conversar. Todo estaba resultando agradable, la gente reía, animaba a unaconversación grata sin temor a ser escuchados o discriminados de algún modo. Fue un momento dulce.

Nos sentamos, pedimos dos helados y debía hacer un retoque, siempre se debe estar bien presentable.

¿Qué estas pensando? , me pregunto.

Guarde el espejo y le sonreí, no supe que responder de manera adecuada, no podía decirle que quería agradarle.
“Un lugar común”, le respondí,”tal para cual”.Que mas podría decirle, dos personas comunes sentadas solo charlando en una confitería en algún punto del planeta.

Hablamos largamente, solo pedimos unos cafés para justificar la prolongada permanencia. De pronto, era tal la afinidad entre él y yo, que pudimos conversar con una franqueza impresionante. Cosa rara pero natural de algún modo.

“Usted se siente excluida del mundo, ¿verdad?”,él me pregunto.

Pensé unos instantes, y pues ¿Quién no se siente excluido alguna vez?... le respondí que si mirándolo sorprendida de su pregunta.

“Usted admira a los hermosos, a los normales. Usted quisiera tener un rostro tan equilibrado como esa muchachita que está a su derecha, a pesar de que usted es inteligente, y ella, a juzgar por su sonrisa, irremisiblemente estúpida.”, me preguntó.De pronto me sentí incomoda, solo pude responder con un seco “sí”. Baje la mirada al sentirme de esa manera.

“Yo también quisiera eso. Pero hay una posibilidad, ¿sabe?. De que usted y yo lleguemos a algo.”, dijo.

No entendía al punto que quería llegar con todo esto, tuve que preguntarle a que se refería.

“Como querernos, caramba. O simplemente congeniar. Llámele como quiera, pero...
tracking img