La novela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4979 palabras )
  • Descarga(s) : 52
  • Publicado : 2 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESARROLLO UNIDAD DOS

SERGIO IVÁN OSSA LONDOÑO
JUAN CARLOS JIMÉNEZ TOBÓN
OSCAR ANDRES MORENO HERRERA
JUAN CARLOS SEPULVEDA MORENO

PROFESOR
ALFREDO LAVERDE
TEORÍA LITERARIA: NARRATIVA

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA
LETRAS , FILOLOGÍA HISPÁNICA
MEDELLÍN
2009

Problema.
La novela como biografía del autor: una vida, un pensamiento, ocultos bajo las formas de la retorica en la novelacontemporánea.

En la forma de la novela se esconden excepcionales muestras del pensamiento, la ideología y las experiencias del autor. Podríamos decir que la novela es la forma literaria más propensa a revelar su interioridad. Sin embargo, todo este caudal de información llega hasta nosotros codificado y alejado sustancialmente de su momento de creación y lugar de origen. El autor resguarda supensamiento tras la presencia de unos personajes, de unos narradores, de unas “figuras” literarias que le protegen y que son en última instancia quienes dan la cara al mundo exterior. Para tal acto de desaparición, éste hace uso de una serie de destrezas, propias todas ellas de la creación literaria, que facilitan su permanencia en los estados del misterio. Encontramos estas destrezas en los camposde la lingüística, la semántica, la psicología, entre otras áreas del ejercicio de las letras y el pensamiento. Este acto de desdoblamiento en numerosos alter egos, empero, encuentra su herramienta más eficiente en las formas de la retorica, en el uso calculado de las virtudes del lenguaje y en la presencia providencial de unos personajes forjados en tinta que han de servirle de salvaguarda.Aparece la palabra, llevada aquí hasta su máxima noción de expresividad, como un muro que se puede hacer infranqueable entre la vida del autor y lo que de ella se deduce.
A raíz de este misterio que, de manera premeditada, envuelve la vida y costumbres del autor, emergen un sinfín de especulaciones y teorías, se elaboran complejos discursos, todos ellos enfocados a disipar el interrogante que seestablece tras la obra: ¿Quién es el autor? Ahora bien, alimentados por la misma curiosidad primigenia, que impulsa a los teóricos a especular sobre su vida y obra, nos pondremos a la tarea de establecer, embutidos en el traje de detectives, si es o no posible, por medio de la lectura sistemática de la obra, llegar a conocer al hombre, no de papel sino de carne y hueso, tras la creación literaria.Para dicho propósito, debemos en primer lugar, responder a la pregunta de si es viable pensar en la novela como una biografía del autor. Para esto es necesario disipar algunos enigmas, que a nuestro parecer, revisten vital importancia a la hora de sobrepasar la metáfora, eludir la solida figura retorica, y decodificar el mensaje oculto tras las voces de la novela. Quizás, en este hipotéticomomento, cuando hayamos sorteado los “estados de proximidad” que separan al autor del lector, podamos entablar una conversación, aun en ausencia, con su voz, sin intermediarios.

Subtemas.

La voz del personaje novelesco. Un pensamiento oculto tras las formas de la retorica.

Sin las formas de la retorica seguramente no tendríamos la literatura que ahora conocemos. Ella hace especialmente fecundala creación literaria, pues presta al autor un sinnúmero de herramientas, sin las cuales, el lenguaje seria de seguro insulso, plano y repetitivo. Ahora bien, estas figuras, al dotar al lenguaje de sentidos distintos a lo puramente literal, al dar significantes más allá de lo superficial, se prestan para todo tipo de juegos enigmáticos, permiten elaborar discursos en los que se dice más de lo queparece y encerrar mensajes y estados de ánimo del autor. La retorica sirve pues como una técnica de camuflaje semántico. Se consigue así, producir ecos de un eco. Enmarañar cada vez más el hilo argumental, el pensamiento particular, y, al mismo tiempo, embellecer la obra mediante las más estéticas formas del discurso. De allí que tras la retorica se oculta el pensamiento real del autor. Pero,...
tracking img