La nueva jerusalen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3562 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apocalipsis 21
Cielo nuevo y tierra nueva
La narración ahora se enfoca en el cielo nuevo y la tierra nueva que reemplazarán al cielo y la tierra actuales, de los cuales dice en el capítulo anterior que huyeron… y ningún lugar se encontró para ellos (Apo. 20:11).
Apocalipsis 21:1 (RVR60) Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya noexistía más.
Lo que Juan ve no es el mismo cielo y la misma tierra renovados sino un cielo y una tierra completamente nuevos. El único detalle que ofrece acerca de esta nueva creación es que el mar ya no existía más. De hecho la Biblia ofrece muy poco detalle con respecto al nuevo cielo y la nueva tierra, pero aquí vemos que mientras que tres cuartas partes de la tierra actual están cubiertas deagua, la nueva tierra no tendrá más agua que la del río mencionado en el Capítulo 22.
Apocalipsis 22:2 (RVR60) En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
La nueva Jerusalén
En la nueva creación lo que más resalta es la nueva Jerusalén quedesciende del cielo, donde aparentemente ya ha estado lista desde antes para esta ocasión, pues el pasaje no sugiere de forma alguna que es creada en este momento.
Apocalipsis 21:2 (RVR60) Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
Mientras que la Jerusalén terrenal ha caído en extrema corrupción y en sentidoespiritual se llama Sodoma y Egipto (Apo. 11:8), la nueva Jerusalén – la celestial – es la santa ciudad lista y dispuesta para recibir a su marido. Es posible que este sea el lugar al cual el Señor Jesús se refirió cuando les hizo a sus discípulos la promesa de su regreso.
Juan 14:2–3 (RVR60) En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a prepararlugar para vosotros. 3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Si en efecto, la nueva Jerusalén ya existe durante el reino milenario de Cristo en la tierra, entonces podría ser algo así como una ciudad satélite suspendida por encima de la tierra, en la cual habitan los santos que ya han sido transformados y quetambién tienen acceso a la tierra. Sin embargo, esta posibilidad no tiene como base ninguna enseñanza específica en las Escrituras y es simplemente una especulación basada en que la nueva Jerusalén ya ha estado en existencia con anterioridad.
De esta nueva ciudad se dice que está dispuesta como una esposa ataviada para su marido, seguramente dando así a entender que este lugar de habitación de lossantos está caracterizado por la belleza y la lozanía de una novia preparada para recibir a su esposo.
Apocalipsis 21:3–4 (RVR60) Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá másllanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
El hecho de que la nueva Jerusalén es el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos, obviamente implica que los santos disfrutarán de la presencia de Dios, pues compartirán la misma morada, como cuando el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros, aquí en la tierra (Jn. 1:14). Obviamente, en la nueva Jerusalén, Dios ylos hombres estarán en perfecta comunión. Los santos serán su pueblo en todo el sentido de la palabra y Dios no solamente estará con ellos sino que también será su Dios.
En este nuevo estado de existencia, los sufrimientos y vicisitudes de la vida en la tierra presente desaparecerán por completo; no habrá ni una sola lágrima, ni razón alguna para lamentarse ni dolerse por nada. El motivo de...
tracking img