La nueva olimpia, (por alejandra villalpando caballero)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2718 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALEJANDRA VILLALPANDO CABALLERO

La nueva Olympia:
Reinterpretación plástica de un mito

“Olympia tendida sobre una sábana blanca
es como una mancha luminosa sobre un fondo oscuro
con la cabeza de la negra
oculta por el ramo de flores.
Si queréis ver la realidad, tenéis que retiraros:
entonces cada parte se coloca en su sitio,
y todo resplandece de color y de frescura.”
- EmileZola.

El siglo XIX representa un momento de ruptura, por un lado, el racionalismo con que era explicado el mundo había llevado a la humanidad a un grado de abatimiento y escepticismo que tuvo que ser solventado por un nuevo canon; el arte fue el parteaguas, entre otras circunstancias, que permitió el giro de lo contemporáneo del siglo.
Regido por un agudo neoclasicismo, añorando épocaspasadas, el racionalismo, así como el ortodoxo concepto de moralidad, serían incisivamente reemplazados por el exceso. La fe en el logos fundador de la ideología que rigió la primera parte del siglo XIX, no era ya suficiente, y el romanticismo subvirtió la creencia de la razón en el sentimiento y la necesidad de crear un canon moral, que en la medida en que se esbozaba más cerca, se volvía másinalcanzable, utópico.
De esto da cuenta, como se mencionaba, gran parte de la plástica contemporánea: el impresionismo como modelo fundador de la vanguardia que, incluso ahora, es retomado eclécticamente por artistas del siglo XX y del XXI. El Impresionismo se desarrolló plenamente casi concluida la segunda mitad del siglo XIX en Europa, sobre todo en Francia, caracterizado, según Crepaldi, por elgusto por el paisaje, con lo cual se buscaban dos principios: por un lado, captar lo fugaz, los destellos de la luz y del color, como auténticos protagonistas del cuadro, a demás el desdén por los sistemas académicos de composición, predominando en ellos la asimetría. Por otro lado, la proyección hacia los lugares abiertos les permitía trabajar con la luz natural y con los colores puros, sinmezclar, lo cual deviene en el segundo ideal del Impresionismo: el realismo, la captación de trozos de vida, el intento de aprehender el mundo visible tal como se ve, es decir, en su fugacidad (cfr. Crepaldi, 2003: 155).
En este contexto, pocos fueron los artistas que encontraron su inspiración en los mitos clásicos para transmitir un nuevo mensaje a sus contemporáneos, y Édouard Manet fue uno deellos.
El desnudo francés del siglo XIX era un “recurso usado en la plástica para representar figuras míticas o bien, históricas” (Crepaldi, 2003: 260). Hasta la primera mitad de este siglo, el desnudo era usado como representación de la santidad en la medida en que deificaba a algún personaje importante ; de lo contrario se convertía en representación de mal gusto, vulgar u obscena.
Presa deesta visión estética del desnudo fue Manet, quien, en 1865, presenta en el Salón de París la reivindicación del desnudo a partir de la cotidianidad: Olympia (1863). Sin embargo, en ese año, ya existía en su repertorio plástico la representación del desnudo femenino de una mujer común y corriente captada y plasmada bajo la gruesa pincelada de Manet, ni mítica ni histórica, como lo fue la mujer deDesayuno en la hierba (1863). Pero no es sino a partir de Olympia que se puede hablar de la revolución del desnudo fundamentado en el realismo, pues, no sólo da cuenta de un contexto desolador, un París visceral y devastado, la vida cotidiana casi fotográfica de la realidad, también de la capacidad remitificadora de Manet. Analicemos el cuadro:

Manet: Olympia, óleo sobre tela, 1863, Museud'Orsay, París.
Contemplemos a Olympia. Es obvio que sus bases estilísticas y formales se encuentran en un cuadro anterior: La Venus de Urbino de Tiziano del siglo XVI. Por otro lado, su base mitológica se sustenta en un personaje femenino cargado de poderosa sensualidad: Olympia de Epiro, madre de Alejandro Magno, esposa de Filipo II.
Como personaje mitológico, ella es la representación de la...
tracking img