La objecion de conciencia en los funcionarios publicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2708 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA OBJECION DE CONCIENCIA EN LOS FUNCIONARIOS PUBLICOS

Se establecerá, si los funcionarios públicos que ejercen funciones de administración de justicia pueden ampararse en la figura de objeción de conciencia, bien sea para apartarse de una decisión o inaplicar una ley. El desarrollo del análisis anterior seguirá los siguientes lineamientos; en primer lugar, ver que dice la jurisprudenciaacerca del tema y estudiar los argumentos de quienes no los comparten. En segundo lugar, definir que es la objeción, tanto objetiva como subjetiva y objetiva, para luego en ultimo termino, sentar una posición respecto de la discusión y verificar los efectos de aplicar o no el derecho de objeción de conciencia en los funcionarios públicos de administración de justicia.
Palabras Clave: Justicia, ley,funcionario, conciencia.

El siguiente ensayo tiene como motivación la intervención que hace el procurador general de la nación Alejandro Ordoñez en el “Foro Nacional sobre la Objeción de Conciencia frente al Aborto” realizado el 23 de septiembre de este año en la Universidad Militar Nueva granada.
Durante su intervención, el procurador hace hincapié al derecho que debería asistirle a losfuncionarios públicos de poder objetar conciencia, y para ello hace unas replicas a la sentencia c-355 de 2006 y t-388 de 2009. Es en esta última donde nos vamos a centrar pues es la que hace referencia directa a la objeción de conciencia en funcionarios públicos, además de recoger en ese mismo sentido lo ya dicho por la c-355.
Esta discusión es de vital importancia para el ordenamiento jurídicocolombiano, pues no había una línea jurisprudencial clara del artículo 18 de la constitución (objeción de conciencia) respecto de los funcionarios que administran justicia en nuestro país, pero que con las sentencias antes mencionada, va creando precedentes para el ejercicio y control de la función pública en administración de justicia, además que se clarifica la figura, a esperas del proyecto deley impulsado por el procurador que tiene sus propias consideraciones acerca de la objeción de conciencia.
Antes de entrar en profundidad en la sentencia, y el concepto del procurador, vamos a definir que es la objeción de conciencia.
Objeción de conciencia se entiende como la respuesta que debe tener cada individuo respondiendo “al tribunal de su conciencia” . A ese “derecho” de desobedienciaque tiene todo individuo de revelarse ante un acto imperativo, de apartarse de la norma porque esta no concuerda con su moral interna. El artículo 18 de la carta política de nuestro país dice “Libertad de conciencia: Se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su consciencia”.
Asídemarcada la figura de la que estamos hablando, nos remitimos a lo dicho por corte constitucional, que delimita el alcance del derecho en cuestión:
“El ejercicio de la objeción de conciencia puede desencadenar y, de hecho, desata consecuencias frente a terceras personas. Por eso, resulta imposible catalogar la objeción de conciencia como un acto que permanece ubicado dentro del fuero interno dequien la ejerce. Cuando se manifiesta la objeción por motivos de conciencia, ello supone incumplir un deber jurídico “con mayor o menor proyección social.” Admitida esa circunstancia, surge la cuestión de ponderar hasta qué punto es posible el ejercicio de la objeción por motivos de conciencia – la cual prima facie puede parecer justificada -, vista desde la óptica de las consecuencias negativas quesu ejercicio produce respecto de los derechos de terceras personas.” (Corte constitucional t-388 2006).
El derecho a la objeción de conciencia tiene un carácter personalísimo, porque este obedece al fuero interno de las personas, y por lo tanto se predica de las personas naturales. A su vez, se entiende que este derecho no es absoluto, y la protección del bien jurídico al que corresponde tiene...
tracking img