La olfacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5807 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DE EL GEN EGOSITA (WEB)

Grandes autores
El olfato
Havelock Ellis
- 11.09.2000 - 
[pic]
La Selección Sexual en el Hombre
 
I. El sentido organizado que más pronto responde a la sensibilidad táctil de la piel es, en la mayoría de los casos, el del olfato. En un principio es hasta difícil diferenciar su sensibilidad de la sensibilidad del tacto. El hoyo del epitelio ciliado olas movibles y delicadas antenas que en algunos animales son sensibles y delicadas al estimulante del olor, lo son también al estimulante del tacto, y esto ocurre con el caracol, por ejemplo, el cual tiene al parecer la sensibilidad olfatoria repartida por todo el cuerpo [1]. El sentido del olfato se especializa gradualmente, y cuando el del gusto o paladar se desarrolla, forman ambos una especiede sentido químico. A medida que recorremos por su orden la escala zoológica, observamos que el sentido del olfato adquiere nueva y mayor importancia. Entre los vertebrados inferiores, una vez que empezaron su vida sobre la tierra, el sentido del olfato fue el que más utilidad les produjo, desarrollándose en ellos con una rapidez pasmosa. Edinger ha descubierto que en el cerebro de los reptiles el“área olfatoria” es de una extensión enorme, llegando a cubrir la mayor parte de la corteza.  Entre los mamíferos, el olfato es el más desarrollado de todos los sentidos, el que primero y con mayor precisión les informa el carácter de todo cuanto a ellos se aproxima; el que dirige sus operaciones mentales y despierta sus impulsos emocionales. Entre los monos, sin embargo, ha perdido ya mucho desu importancia, y en el hombre se ha convertido en sentido casi rudimentario, dejando el lugar de preeminencia y supremacía al sentido de la vista.
El profesor G. Elliot Smith, una de las primeras autoridades del cerebro, ha recopilado los hechos referentes a la influencia del sentido olfatorio entre los mamíferos, Elliot Smith divide el cerebro en rhinencephalon y neopallium. Lo primero serefiere a todas aquellas regiones que son principalmente olfatorias: el bulbo olfatorio, su pedúnculo, el tuberculum olfactorium y el locus perforatus, el lóbulo periforme, el cuerpo paraterminal y toda la formación hipocampal. El neopallium es el casco dorsal del cerebro, con su frontal, su parietal y su occipital correspondientes, comprendiendo toda aquella parte del cerebro en donde se reúnen lasprincipales actividades asociativas, las cuales alcanzan su mayor desarrollo en el hombre.
En los primeros mamíferos - dice Elliot Smith - las regiones olfatorias ocupan la mayor parte del hemisferio cerebral, cosa que no debe extrañarnos si tenemos en cuenta que la parte delantera del cerebro es en los animales primitivos un apéndice (llamémosle así) del aparato olfatorio.
Todas las regionesdel rhinencephalon, tan definidas en los mamíferos macrosmáticos, se encuentran también en nuestro cerebro. El pequeño bulbo olfatorio elipsoidal se halla sujeto a la plancha del hueso etmoides por los nervios olfatorios.
La preponderancia de la región olfatoria en el sistema nervioso de los vertebrados ha producido casi siempre una relación psíquica y muy íntima entre el estímulo olfatorio yel impulso sexual.
Con los monos, y sobre todo con el hombre todo ello ha variado en absoluto. El sentido del olfato sigue existiendo universalmente, es cierto, y en idéntico grado de delicadeza, pero se ve hoy muy descuidado e inobservado. Es, no obstante, un auxiliar poderoso en la exploración del mundo exterior. A los salvajes se los acusa a veces injustamente de ser indiferentes a los malosolores; pero lo cierto es que tienen una comprensión especial del significado de los distintos olores, a pesar de que en ellos no está este sentido más desarrollado que entre los pueblos civilizados.
Además, el olor sigue tomando parte activa en la vida emocional del hombre, sobre todo en los países cálidos. Sin embargo, tanto en la vida práctica como en la emocional, en la ciencia y en el...
tracking img