La otra cara del diablo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2740 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Otra Cara Del Diablo

Por:
María Eugenia Montoya Uribe.
Juan Manuel Mesa Cadavid.

Profesor:
Julio Cesar Marrugo

Colegio Divino Salvador
La Estrella

08 de Noviembre de 2010

La Estrella, Antioquia
Introducción

Esta recopilación de la Otra Cara del Diablo, la hago con el fin de demostrar que la violencia en este país, solo conlleva al dolor, tristeza y muerte depersonas inocentes.
Esta recopilación nos muestra como un hombre, conocido como el diablo vive toda esta odisea en carne propia y que los que más sufren son las personas que más amamos.

Justificación

Me parece muy importante leer un libro como la Otra Cara del Diablo porque muestra la cruda realidad que vive una persona en un país manejado por la corrupción y la violencia, entre otras masproblemáticas, es un llamado de alerta para pensar las cosas dos veces antes de cometer un error y morir.

Marco Teórico

El Entierro del Diablo

Juana y sus dos hijas rompen el silencio al ver la perdida de Eliecer López Fuente, más conocido como Richard Nixon “el diablo”.
Richard se caracterizaba por su cabeza rapada, cejas abundantes, estatura de aproximadamente uno ochenta, piel africana,rasgos europeos y su ritmo al caminar.
El sacerdote dice las últimas palabras a mi amigo, hace una cruz en el aire, apuntando al cielo como para abrir camino a Richard hacia el cielo sin ningún problema, aunque lo dudo.
Juana se desmaya al oír el cajón chocarse contra las paredes de la bóveda, la cual presto el alcalde de mala gana para que enterraran a Richard.
Las dos niñas gemelas confundidaslloran sin saber que sucede, difícilmente puedo sostener a Juana en mis brazos antes de caer al suelo, las niñas se adhieren a la falda de su madre, al parecer iban a ser dos los enterrados aquel día, Juana y mi amigo.
Juana era de carácter fuerte, se podía distinguir que a pesar de su edad fue una hermosa mujer, piel morena clara y rasgos elegantes, cabello laceo y con algunos cabellosplateados.
Fui testigo de cómo Richard comenzó a desviarse del camino, lo conocí cobrando el pasaje en una camioneta de transporte de San Antonio y La Capital, yo estaba empezando mi carrera universitaria con mucha dificultad, en ocasiones no tenia para pagar el pasaje, socialice con él y en algunas ocasiones no me cobraba pasaje.
Recuerdo que en el primer delito de Richard yo estaba a mitad de micarrera, el estaba sin trabajo y su mujer estaba a punto de dar a luz su segundo hijo, lo recuerdo como si hubiera sido ayer, me dijo que todo le había salido mal con una voz agitada, miraba hacia todos los lados, podía sentir su latidos estando a dos metros de distancia, traía varios billetes empuñados y los tiro a mis pies y me pregunto que si era suficiente para comprarle la receta al niño. Eransesenta y dos mil pesos en total, ni siquiera servía para la mitad de las medicinas, me dijo que había sido lo único que pudo agarrar, que sus pies y manos se congelaron en ese momento.
Richard le había robado a José Hilario Vargas el cachaco de la esquina, santandereano, setentón, de machete amarrado al cinto, conocí a Richard como una persona honesta, jamás lo vi robando nada.
La tarde se volviógris, Juana grito cuando el sepulturero puso el ultimo ladrillo para sellar la tumba, su grito fue tan fuerte que estremeció a todos los muertos mientras tronaba y llovía, el sacerdote ya se había marchado y le pedí al sepulturero que se llevara a las dos niñas mientras yo me encargaba de Juana.
La saque casi arrastrada, ella quería desvanecerse con la lluvia, cogí fuerza y me la lleve cargadahasta su casa, las personas que nos miraban parecían contentas al ver tal espectáculo, no podía creer que mi amigo “el diablo” estuviera sepultado.
En casa de Juana veo una foto de Richard de cuando prestó servicio militar, en ese momento solo estaban Calixto, las niñas y Matilde una vieja rezandera, quien vivía en luto eterno, con sus cabellos recogido en una pañoleta negra y un rosario en...
tracking img