La palabra de jehová

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7880 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es necesario mantener el celo por el ministerio Km 12/07
1 Los testigos de Jehová nos hemos volcado en la obra mundial de predicar y hacer discípulos, dedicándole más de mil millones de horas al año desde 1992. ¡Qué felices nos hace saber que personalmente hemos contribuido en algo a tan impresionante logro! (Mat. 28:19, 20.)
2 Claro que todo el mérito es de Jehová, a quien agradecemos que nosmantenga en el ministerio durante estos “tiempos críticos” (2 Tim. 3:1). Ahora bien, ¿qué debemos hacer para conservar el celo por tan importante labor?
3 La base. En nuestro servicio al Reino, nos impulsa el profundo amor a Dios y al prójimo, junto con el deseo de cumplir con nuestra dedicación (Mat. 22:37-39; 1 Juan 5:3). Por amor estamos dispuestos a hacer sacrificios para participar al máximoen la predicación (Luc. 9:23).
4 Cómo lograrlo. Nuestro adversario, el Diablo, hace cuanto puede por apagar nuestro celo por el ministerio. La apatía del territorio, las distracciones de este mundo, las presiones del diario vivir y la preocupación cuando la propia salud va desmejorando son tan solo algunas de las cosas que utiliza en su intento por desmoralizarnos.
5 Por tanto, debemos hacer ungran esfuerzo por mantener vivo nuestro celo. Es importante que alimentemos “el amor que tenía[mos] al principio”, lo que significa leer la Palabra de Dios y meditar en ella con constancia, así como aprovechar todas las provisiones espirituales del “esclavo fiel y discreto” (Rev. 2:4; Mat. 24:45; Sal. 119:97).
6 Las profecías bíblicas indican claramente que el día de Jehová para la destrucciónde la gente impía se acerca a gran velocidad (2 Ped. 2:3; 3:10). Teniendo bien claro este hecho, luchemos con tesón para mantener nuestro celo por el ministerio, participando de lleno en la obra mundial de predicar y hacer discípulos que no se detiene.

Cómo mantener nuestro celo Km 4/06
1 Es posible que el celo con el que Apolos realizó su ministerio nos recuerde el celo con el que predicanalgunos de nuestros compañeros cristianos (Hech. 18:24-28). Sin embargo, todos recibimos la misma advertencia: “No sean holgazanes en sus quehaceres. Fulguren con el espíritu” (Rom. 12:11). ¿Cómo podemos adquirir y mantener ese celo por el ministerio cristiano?
2 Nutriéndonos con conocimiento. Después de que Jesús se les apareciera a dos de sus discípulos y “les interpret[ara] cosas referentes a élen todas las Escrituras”, estos comentaron: “¿No nos ardía el corazón cuando él venía hablándonos por el camino [...]?” (Luc. 24:27, 32). Y a nosotros, ¿no nos arde también de emoción el corazón cuando entendemos mejor la Palabra de Dios? En efecto, la fe se nutre con conocimiento. Romanos 10:17 lo explica así: “La fe sigue a lo oído”. Cuando nuestro corazón rebosa confianza en las promesas deJehová, nos resulta imposible dejar de hablar de las cosas que hemos aprendido (Sal. 145:7; Hech. 4:20).
3 Con todo, si deseamos mantener la intensidad de nuestro amor por Dios y nuestro celo por su servicio, no basta con depender del conocimiento que hemos adquirido en el pasado. Debemos seguir mejorando nuestra comprensión de la verdad y ahondando nuestro amor por Jehová. De lo contrario, nuestroservicio podría volverse poco a poco superficial (Rev. 2:4). La Palabra de Dios nos anima a “[seguir] aumentando en el conocimiento exacto de Dios” (Col. 1:9, 10).
4 Teniendo buenos hábitos de estudio. Sería recomendable, por tanto, examinar nuestros hábitos de estudio. Tal vez sepamos marcar las respuestas en un artículo de estudio de La Atalaya e incluso dar comentarios acertados. Pero¿buscamos todos los textos bíblicos que aparecen y pensamos cómo ponerlos en práctica en nuestra vida? En la lectura semanal de la Biblia, ¿tratamos de investigar más, si nuestras circunstancias lo permiten, y meditamos sobre las lecciones que se extraen? (Sal. 77:11, 12; Pro. 2:1-5.) En verdad nos beneficiaremos mucho si reflexionamos sobre la Palabra de Dios y nos dejamos cautivar por ella (1 Tim....
tracking img