La paradoja del comediante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2675 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La paradoja del comediante
Denis Diderot

CANALES GABRIELA

SÍNTESIS

La Paradoja del Comediante es un análisis acerca del correcto quehacer del actor. El autor nos plantea la pregunta “¿qué hace a un comediante (actor) un buen comediante?” y a lo largo del libro desarrolla varias premisas acompañadas de ejemplos que intentan contestar a esta pregunta.
El libro es un diálogo entre dosinterlocutores. El “segundo” le pide al “primero” (Diderot) que haga una crítica de la obra de un amigo suyo (Garrick). El “primero” se niega a hacerlo dado que le advierte que será severo en sus juicios y evaluaciones. El segundo insiste y finalmente el primero accede. Comienza diciendo que la obra del amigo es vulgar dado que el estilo es “atormentado, hinchado, oscuro, retorcido” (Diderot,***) yque nadie se verá beneficiado ni perjudicado por tal obra. Continúa criticando la obra pues argumenta que el lenguaje que utiliza su amigo, siendo tan retorcido y poco claro, difícilmente podría ser interpretado de la misma manera por actores franceses o ingleses. Y es aquí donde plantea la primera de sus tesis: la Naturaleza (escrita como nombre propio por el autor) es la encargada de dar lascualidades a una persona y que el hábito y el trabajo duro son los que logran la perfección de estos dones.
Pero no es la calidad del lenguaje en lo que más difiere con Garrick sino en las “cualidades esenciales de un gran actor”. Diderot dice exigir total tranquilidad por parte de un actor, absoluta comprensión y ninguna sensibilidad (segunda tesis) y, respondiendo al asombro del “segundo” leplantea la interrogante de si cree que un actor sensible podría ser capaz de representar dos veces el mismo papel de manera igualmente exitosa. Diderot explica que el mismo desgaste emocional de una representación haría que el actor apareciera frío y desgastado la siguiente y que, en cambio, si se presenta con un carácter meramente imitativo de la Naturaleza, luego de un largo y riguroso estudio de símismo y gran observador de las sensaciones humanas su arte se verá fortificado como resultado de las nuevas reflexiones que ha recogido.
Su reflexión continúa y pregunta (de manera retórica) si un actor podría dejar de ser él mismo en escena si su aproximación al personaje es solamente producto de su inspiración. La respuesta es no. Un actor de tal así únicamente conseguiría un trabajoirregular, impreciso e inconstante.
En cambio un actor que se despoja de su sensibilidad y se aproxima a su arte mediante la constante imitación de un modelo ideal, el ejercicio de la memoria, la imaginación y una reflexión de la Naturaleza que envuelve al personaje será, entonces, siempre consistente y perfecto en sus representaciones. Los actores deben crear fantasmas grandiosos, modélicos.
Paraejemplificar mejor sus afirmaciones, dice que “la sensibilidad no es cualidad de grandes genios” (sic.) ya que es su corazón y no su cabeza la que gobierna su conducta. Si un hombre así se topa con una situación difícil e inesperada, perdería la cabeza lo cual demostraría que carece de capacidad de organización pues un hombre de grandeza actuaría con la razón y no la sensibilidad. Esto lo utiliza comouna metáfora de lo que podría hacer un actor que está dominado por su sentir en escena. El hombre sabio es aquél cuyo ojo puede contemplar todas estas demostraciones de la Naturaleza, estudiarlas, reflexionarlas y luego reproducirlas fielmente. Por lo tanto, el talento no consiste en sentir sino en su capacidad de reproducir escrupulosamente los signos y rasgos del sentimiento. Todo lo que elpúblico pueda ver en escena será producto de la memoria y preparación del actor será “ficción sublime” (sic.). Dicho método le da al actor la libertad (de espíritu). Es el espectador quien debe sentir el acongojo, el cansancio, la turbación y el dolor del personaje y el actor debe despojarse de esto una vez caído el telón. El público se queda con la ilusión de que el actor ha padecido tanto como él....
tracking img