La paradoja rusa y el irónico triunfo de alemania

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3605 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La paradoja rusa y el irónico triunfo de Alemania
por Luis Alberto Lugo

La desintegración de la URSS, en diciembre de 1991, produjo una confusión geopolítica de proporciones gigantescas, pues supuso el colapso no sólo de una superpotencia, sino de uno de los pocos imperios verdaderamente euroasiáticos que han existido en tiempos modernos. El otro, de menor tamaño, fue el imperio otomano, quese desmoronó entre 1918 y 1923. Sin embargo, el imperio otomano había dejado de ser una potencia mundial reconocida para finales del siglo XVII. La pasión y muerte del “hombre enfermo de Europa” no tomó a nadie por sorpresa, mientras que el desplome de la URSS asombró a casi todos los responsables de la diplomacia mundial. Asimismo, el colapso otomano sólo tuvo un efecto relativamente marginal enel contexto de la geopolítica. El menguante poder turco en el Medio Oriente fue sustituido en poco tiempo por la hegemonía franco-británica (si bien este relevo venía tomando forma desde 1878). Además, la República Turca de Kemal Atatürk llenó el vacío otomano en Constantinopla, evitando que una gran potencia poseyera la llave de los Estrechos (el punto más sensible de toda la región delMediterráneo Oriental, conjuntamente con Suez). Comparado con los sucesos que tomaron forma en el espacio ruso entre 1990 y 1992, la transición del poder otomano al turco fue ordenada y eficiente.

Como heredera de la antigua Rusia zarista, la URSS experimentó un retroceso histórico en casi todas sus fronteras. En el Cáucaso, la independencia de Azerbaiyán, Armenia y Georgia hizo que las fronteras “rusas”retrocedieran a dónde se encontraban a principios del siglo XIX. En Asia Central, dichas fronteras regresaron a su trazado de mediados del siglo XIX. Pero lo peor ocurrió en Europa. Tras la Primera Guerra Mundial, los rusos perdieron Finlandia, Polonia, Lituania, Letonia y Estonia. Sin embargo, continuaron con una presencia importante en el continente europeo a través de su control sobre Ucrania.La posesión de Ucrania le permitía a Rusia ejercer una influencia nada desdeñable en Europa, tomando en cuenta que Ucrania (o al menos la Ucrania occidental, incluso en su versión de 1919-39) estaba -y está- íntimamente vinculada al mundo de la Mitteleuropa (o Europa Central), particularmente en términos económicos (Ucrania siempre ha sido el granero de Europa), pero también en términos sociales,culturales e históricos. En 1940, la URSS recuperó las tres repúblicas bálticas y en 1945 se hizo con territorios que hasta entonces pertenecieron a Polonia, Alemania, Checoslovaquia y Rumania. Pero eso no era lo más importante. El establecimiento del cinturón de estados comunistas satélites, que iba desde la República Democrática Alemana hasta Bulgaria, le permitió a Rusia dominar la mitadoriental de Europa y convertirse en la principal superpotencia de Eurasia (únicamente limitada por el poder de la otra superpotencia, Estados Unidos, que desde sus bases en Europa Occidental y Japón podía contener los aspectos más amenazantes del imperialismo soviético). Pero ese inmenso poder ruso se desmoronó en 1991, y en Europa se tradujo en un retroceso de las fronteras “rusas” a la situación enque se encontraban en 1600, poco después del reinado de Iván el Terrible. La pérdida de su control sobre Ucrania hizo que las pretensiones moscovitas de continuar figurando como una gran potencia euroasiática fuesen seriamente cuestionadas. Según el analista político polaco-americano Zbigniew Brzezinski, sin Ucrania y sus más de 50 millones de habitantes, cualquier intento de Moscú de reconstruirel antiguo imperio ruso es imposible, pues una Rusia sin Ucrania se volverá inevitablemente menos europea y más asiática. En otras palabras, Rusia no puede aspirar a ser una potencia euroasiática si no cuenta con el control -o al menos con una poderosa influencia- sobre el territorio ucraniano. Ucrania es la verdadera Rusia europea (no olvidemos que la historia rusa comenzó propiamente en el...
tracking img