La paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1215 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
«El risco», dice el salmo, «es refugio de los conejos». Y en ti, oh verdadera guarida de los pobrecitos amadrentados, Cristo Jesús, y en ti, oh amparo dulce y seguro, oh acogida llena de fidelidad, los afligidos y acosados del mundo nos escondemos. Si vertieren agua las nubes y se abrieren los canales del cielo, y saliendo la mar de madre se anegaren las tierras y sobrepujaren, como en eldiluvio, sobre los montes las aguas; en este monte que se asienta sobre la cumbre de todos los montes, no las tememos. Y si los montes, como dice David, trastornados de sus lugares, cayeren en el corazón de la mar, en este monte no mutable enriscados carecemos de miedo.
(Viene el día: escóndense las fieras y sale el hombre a su labor.) Así el desenfrenamiento fiero del cuerpo y la rebeldía alborotada desus movimientos, que, cuando estaba en la noche de su miseria la voluntad nuestra caída, discurrían con libertad y lo metían todo a sangre y a fuego; en comenzando a lucir el rayo del buen amor y en mostrándose el día del bien, vuelve luego el pie atrás y se esconde en su cueva, y deja que lo que es hombre en nosotros salga a luz; y haga su oficio sosegada y pacíficamente, y de sol a sol.Porque, a la verdad, ¿qué es lo que hay en el cuerpo que sea poderoso para desasosegar a quien es regido por una voluntad y razón semejante? ¿Por ventura el deseo de los bienes de esta vida le solicitará, o el temor de los males de ella le romperá su reposo? ¿Alterarse ha con ambición de honras o con amor de riquezas? ¿o, con la afición de los ponzoñosos deleites desalentado, saldrá de sí mismo? ¿Cómole turbará la pobreza al que desta vida no quiere más de una estrecha pasada? ¿Cómo le inquietará con su hambre el grado alto de dignidades y honras al que huella sobre todo lo que se desprecia en el suelo? ¿Cómo la adversidad, la contradicción, las mudanzas diferentes y los golpes de la fortuna le podrán hacer mella al que a todos sus bienes los tiene seguros y en sí?
Ni el bien le azozobra, niel mal le amedrenta, ni el alegría lo engríe, ni el temor le encoge, ni las promesas lo llevan, ni las amenazas le desquician, ni es tal que lo próspero o lo adverso le mude. Si se pierde la hacienda, alégrase, como libre de una carga pesada. Si le faltan los amigos, tiene a Dios en su alma, con quien de continuo se abraza. Si el odio o si la envidia arma los corazones ajenos contra él, como sabeque no le pueden quitar su bien, no los teme; en las mudanzas está quedo y entre los espantos seguro, y cuando todo a la redonda de él se arruine, él permanece más firme, y como dijo aquel grande elocuente, «luce en las tinieblas, y empellido de su lugar, no se mueve».
A la verdad, los que sin esta paz viven, por más bien afortunados que vivan, no comen lo apurado del pan. Salvados son susmanjares; el desecho del bien es aquello por quien andan golosos; su gusto y su mantenimiento es lo grosero, y lo moreno, y lo feo, y sin duda las escorias de lo que es substancia y verdad; y aun eso mismo, tal cual es y en la manera que es, no se les da con hartura. El pacífico sólo es el que come con abundancia y el que come lo apurado del bien; para él nace el día bueno, y el sol claro; él es el quesolamente le ve. En la vida, en la muerte, en lo adverso, en lo próspero, en todo halla su gusto, y el manjar de los ángeles es su perpetuo manjar, y goza dél alegre y sin miedo que nadie le robe. Y, sin enemigo que le pueda ser enemigo, vive en dulcísima y abundosísima paz. ¡Divino bien y excelente merced hecha a los hombres solamente por Cristo!
Por lo cual, tornando a lo primero del salmo(CXXVI, 4), le debemos celebrar con continuos y soberanos loores, porque él salió a nuestra causa perdida, y tomó sobre sí nuestra guerra, y puso nuestro desconcierto en su orden, y nos amistó con el cielo, y encarceló a nuestro enemigo, el demonio, y nos libertó de la codicia y del miedo, y nos aquietó y pacificó cuando hay de enemigo y de adverso en la tierra; y el gozo y el reposo, y el deleite de...
tracking img