La perla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 96 (23841 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 22 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JOHN STEINBECK – LA PERLA

Libro digitalizado por www.pidetulibro.cjb.net

La Perla
John Steinbeck
Este libro electrónico que tienes en tus manos, es el 2º libro digitalizado por PIDETULIBRO, tras la digitalización de VERONIKA DECIDE MORIR, de Paulo COELHO.

PIDETULIBRO http://www.pidetulibro.cjb.net
Es un proyecto sociocultural para difundir la cultura libremente. Creemos que OTRO MUNDOES POSIBLE. Y que el primer paso para conseguir un mundo libre, es adquirir un pensamiento libre. Y que mejor forma que con la lectura.

PORQUE LEER IMPLICA PENSAR.

DIFUNDE ESTE LIBRO LIBREMENTE POR TODO LO ANCHO y LARGO DE LA RED. Así ayudaras a difundir el proyecto de PIDETULIBRO

Ahora… ¡¡¡disfruta de la lectura!!!

1

JOHN STEINBECK – LA PERLA

Libro digitalizado porwww.pidetulibro.cjb.net

I Kino se despertó casi a oscuras. Las estrellas lucían aún y el día solamente había tendido un lienzo de luz en la parte baja del cielo, al este. Los gallos llevaban un rato cantando y los madrugadores cerdos ya empezaban su incesante búsqueda entre los leños y matojos para ver si algo comestible les había pasado hasta entonces inadvertido. Fuera de la casa edificada con haces deramas, en el plantío de tunas, una bandada de pajarillos temblaban estremeciendo las alas. Los ojos de Kino se abrieron, mirando primero al rectángulo de luz de la puerta, y luego a la cuna portátil donde dormía Coyotito. Por último volvió su cabeza hacia Juana, su mujer, que yacía a su lado en el jergón, cubriéndose con el chal azul la cara hasta la nariz, el pecho y parte de la espalda. Los ojosde Juana también estaban abiertos. Kino no recordaba haberlos visto nunca cerrados al despertar. Las estrellas se reflejaban muy pequeñas en aquellos ojos oscuros. Estaba mirándolo como lo miraba siempre al despertarse. Kino escuchaba el suave romper de las olas mañaneras sobre la playa. Era muy agradable, y cerró, los ojos para escuchar su música. Tal vez sólo él hacía esto o puede que toda sugente lo hiciera. Su pueblo había tenido grandes hacedores de canciones capaces de convertir en canto cuanto veían, pensaban, hacían u oían. Esto era mucho tiempo atrás. Las canciones perduraban; Kino las conocía, pero sabía que no habían seguido otras nuevas. Esto no quiere decir que no hubiese canciones personales. En la cabeza de Kino había una melodía' clara y suave, y si hubiese podido hablarde ella, la habría llamado la Canción Familiar. - Su manta le cubría hasta la nariz para protegerlo del aire desagradablemente húmedo. Sus ojos se movieron al oír un rumor a su lado. Era Juana levantándose casi sin ruido. Descalza se acercó a la cuna de Coyotito, se inclinó sobre él y pronunció una palabra de cariño. Coyotito miró un momento hacia arriba, cerró los ojos y volvió a dormirse. Juanafue hacia el fogón, extrajo un tizón y lo aireó para reavivarlo mientras dejaba caer sobre él algunas astillas. Kino se había levantado envuelto en su manta. Deslizó los pies en sus sandalias y salió a ver la aurora. Al traspasar la puerta se inclinó para rodear mejor sus piernas con el borde de la manta. Veía las nubes sobre el Golfo como hogueras en el firmamento. Una cabra se acercó a élresoplando y -mirándolo con sus ojos fríos y ambarinos. A su espalda el fuego de Juana llameaba lanzando flechas de luz entre las rendijas de la pared de ramaje y haciendo de la puerta un cuadro de luz oscilante. Una polilla lo atravesó en busca del fuego. La Canción Familiar sonaba ahora detrás de Kino, y su ritmo era el de la muela de piedra que Juana movía para triturar el grano de las tortasmatinales.

2

JOHN STEINBECK – LA PERLA

Libro digitalizado por www.pidetulibro.cjb.net

El alba llegaba rápida ya, un destello, un relámpago y luego una explosión ígnea al surgir el sol del fondo del Golfo. Kino miró al suelo para librar sus ojos del resplandor. Oía el batir de la masa de las tortas y su aroma sobre la batea del horno. En el suelo las hormigas se apresuraban, divididas en...
tracking img