La política de los polvos y el colorete

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7347 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
VII CONGRESO CENTROAMERICANO DE HISTORIA
(UNAH, TEGUCIGALPA – HONDURAS, 19-23 DE JULIO 2004)






MESA GÉNERO E HISTORIA


PONENCIA




“LA POLITICA DE LOS POLVOS Y EL COLORETE”

EL CUERPO FEMENINO EN DISPUTA (1910-1930)














Dra. Patricia Alvarenga Venutolo

Catedrática

Escuela de Historia
Universidad Nacional

“LAPOLITICA DE LOS POLVOS Y EL COLORETE”


EL CUERPO FEMENINO EN DISPUTA (1910-1930)


Dra. Patricia Alvarenga Venutolo[i]

Catedrática

Escuela de Historia
Universidad Nacional






En 1913 tiene lugar una discusión entre mujeres sufragistas en el periódico El Adalid. Pero el objeto de ésta no se ubica en el tradicional terreno político sino que se centra en temáticasconsideradas propias de la “superficialidad femenina”. El efecto que el vestido y el maquillaje ejercen sobre la identidad femenina, mediante su capacidad de modificar la expresividad del cuerpo y el rostro, se convierte en el centro del debate. Para entonces las mujeres se encontraban inmersas en una disputa universal en el mundo occidental centrada en los significados del cuerpo y rostrofemeninos que, rompiendo con la tradición, empezaban a transformarse de acuerdo a los giros de la moda. Convergían en este debate fundamentalmente dos instituciones: la iglesia y la industria de la moda. Ambas competían por el control del vestuario que cubre el cuerpo femenino.[ii]
El concepto género es central en este análisis pues, como lo señala Joan Scott, ofrece el instrumental teóricopara analizar las relaciones entre hombres y mujeres como relaciones creadas históricamente a través de determinadas prácticas y discursos de poder. A través del concepto de género es posible analizar prácticas culturales naturalizadas por la sociedad patriarcal como producto de relaciones sociales que son susceptibles de ser modificadas o transformadas. Así por ejemplo, si historizamos la obsesiónfemenina por la belleza, descubrimos que esta no responde a motivaciones naturales sino más bien a procesos históricos donde subordinación, colaboración y resistencia contradictoriamente se interrelacionan.[iii]
Michel Foucault nos habla de una anatomía política del cuerpo, es decir, el cuerpo como instrumento de poder. En Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión el cuerpo es objeto centralen el proceso de creación del poder en el mundo moderno El cuerpo es sometido cotidiana y sistemáticamente a técnicas disciplinarias. Éstas no solo lo conducen a procesos de transformación física sino que también lo reconstituyen en sus gestos, movimientos y posiciones, es decir, las técnicas disciplinarias intervienen regulando y transformando la corporalidad. Se trata de un poder queatraviesa al sujeto transformándolo de tal forma que, en ausencia del sistema regulador, éste sigue operando de acuerdo al aprendizaje adquirido en las prácticas disciplinarias.[iv] La visión foucaltiana del cuerpo como producto de operaciones meticulosas provocadas por las prácticas disciplinarias, ha abierto toda una dimensión analítica a los estudios de género que descubren el cuerpo femenino comoinstrumento de poder en la sociedad patriarcal.[v] Si bien este poder ha sido contestado, la resistencia, lejos de llevar a la liberación total del cuerpo, sueño quizá imposible de realizar, ha generado nuevas formas de control disciplinario. Indudablemente la industria de la moda es una institución clave en el disciplinamiento del cuerpo femenino.
Esta reflexión se sitúa en el momento enque la moda se declara como la aguda intérprete de los requerimientos de la mujer. El triunfo de la moda sobre la iglesia le permite establecer arbitrariamente faldas cortas, a la rodilla o largas, escotes, o vientres al descubierto. De tal forma, lo que tradicionalmente era impensable por obsceno, la moda mediante su poder de crear “el gusto” lo transmuta en elegante y apropiado . Roland...
tracking img